Blanca Portillo es, sin duda alguna, una de las grandes damas de la interpretación de nuestro país y, pese a ello, prefiere no autodenominarse artista porque, en sus palabras, “eso le corresponde a otros decirlo”. Ella se considera una “trabajadora” y piensa que, precisamente eso, el no parar de trabajar unido a una gran discrección en torno a su vida privada, es lo que la ha hecho ganarse el respeto del público.

Nos encontramos con una mujer vital y alegre que habla de su último trabajo en “Secuestro”, que podremos ver a partir del próximo viernes 19 en cines, con la ilusión de una niña que comienza a interpretar. Te dejamos con esta conversación y sesión de fotos en la que hablamos de sus comienzos, su trayectoria y su papel en esta emocionante película.

Bienvenida a MADMENMAG Blanca, es un placer recibirte.

Fotografía Vincent Urbani
Escenografía Hector Ayu

MUAH Yohana Rojas @studiomuaks para MAC COSMECTICS
Estilismo Mark Cohen
Dirección y entrevista Manu Bermúdez

 

¿Cómo surge en ti la vocación artística?

Surgió cuando tenía 17 años. Estaba preparándome para ser azafata de congresos y encontré un profesor maravilloso que tenía un grupo de teatro y fue el quien me habló de la posibilidad de hacer interpretación. Me gustó de lo que me hablaba y, en cuanto lo conocí, supe que quería dedicarme a ello. Me apunté a la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático) y ahí empezó todo…

¿Qué viste en la interpretación para tenerlo tan claro desde el comienzo?

Yo quería trabajar con gente y comunicar. Actuar resumía a la perfección todo lo que me gustaba porque, además de tratar con muchas personas y contar historias, me permitía meterme en la piel de otras y jugar.

Blanca-Portillo-MADMENMAG-1

Blanca portillo con vestido de Elisabetta Franchi

 

“Lo de ser artista o no es algo que le corresponde a otros decir.  Yo soy una trabajadora de la interpretación.”

 

¿Cuándo dirías que empieza tu carrera profesional?

Tuve la gran suerte de, nada más terminar de estudiar, empezar a trabajar haciendo teatro y cine y la verdad es que, desde ese momento, he ido encadenando un trabajo tras otro. Mi carrera empezó en el momento en que pude mantenerme haciendo lo que me gustaba, que es una suerte tremenda. Hay grandes actores que no pueden vivir de esta profesión y yo, desde el comienzo, he podido hacerlo.

¿En algún sentiste vértigo de la inestabilidad que conlleva ser artista?

Lo de ser artista o no es algo que le corresponde a otros decir. Eso quiero decirlo lo primero porque es lo que siento.  Yo soy una trabajadora de la interpretación a la que, por suerte, siempre se la ha permitido desarrollarse. Respecto a la inestabilidad… Es cierto que es una profesión difícil, pero también es de uno de quien dependen muchas cosas. Por ejemplo, quedarse sentado esperando a que lleguen papeles o lanzarse a provocar que algo suceda. Soy más de lo segundo. Si un director, por lo que sea, nunca me ha llamado y yo quiero trabajar con él, levanto el teléfono y se lo hago saber.

 

Blanca-Portillo-MADMENMAG-9

Blusa Antonio García / Pantalón Tommy Hilfiger / Calzado Massimo Dutti / Calcetines Tailords

“A mí el encasillamiento nunca me ha dado miedo. Primero, porque siempre me he cuidado mucho de saber escoger los papeles para poder mostrar todo lo que puedo hacer sin dejar que se me limiten oportunidades.”

También fundaste tu propia productora y has dirigido proyectos. Eso viene por esa faceta inquieta ¿verdad?

(Risas) Así es. En esos momentos de menos actividad es necesario tener otros alicientes que te hagan moverte, estar en activo y continuar adelante. Dirigir es algo maravilloso, aunque no me gusta todavía tanto como interpretar, y me ha permitido vivir experiencias muy positivas. Tener un equipo, ver como desarrollan su trabajo y su creatividad… Eso también es un privilegio.

La verdad es que te hemos visto en tantas facetas que no cabe preguntarte por el tema del encasillamiento. Comedia, drama, thrillers,… y eso en todos los palos. ¿Cuál crees que es la percepción que tiene el público de ti con tanta variedad?

A mí el encasillamiento nunca me ha dado miedo. Primero, porque siempre me he cuidado mucho de saber escoger los papeles para poder mostrar todo lo que puedo hacer sin dejar que se me limiten oportunidades. Eso es muy importante. El trabajo más largo que he tenido, por ponerte un ejemplo, es el papel de Carlota en “Siete vidas” y si en ese momento no se me encasilló ya dudo que me suceda (risas). Fueron cuatro años de serie, formando parte de la vida de mucha gente… A mí que me recuerden a Carlota, y me sigue pasando de vez en cuando, me parece un privilegio. Estoy muy orgullosa de ese papel y de todo lo que vivimos en ese trabajo. Del público, además, siempre he recibido cariño y muchísimo respeto ¿cómo voy a quejarme o a tener miedo a algo así?

Blanca-Portillo-MADMENMAG-3

Vestido Lebor Gabala

 

“Creo que lo que hace que la gente sienta ese respeto por mí es ver que soy una trabajadora incansable.”

 

¿Qué crees que les hace sentir ese respeto hacia ti?

Creo que lo que hace que la gente sienta ese respeto por mí es ver que soy una trabajadora incansable. Lo que la gente ve de mí son mis personajes y son tantos y tan variados… ¡Me tienen hasta en la sopa! (risas) Creo que eso la gente lo valora y lo transmite con su forma de dirigirse hacia ti. Además siempre he protegido mi vida personal para que el único foco de interés sea mi trabajo.

Ahora, y justo después de verte en un papel cómico en “El Chiringuito de Pepe”, estrenas una peli dramática y con toques de thriller… Cuéntame un poco de “Secuestro”.

Fíjate que maravillosa es la vida. De ser pescadera en un pueblo de costa y vivir en un barco con un senegalés guapísimo, me convierto en abogado y me pongo intensa y en plan madre coraje. (Risas) ¿Es genial esta profesión o no? (risas) Ahora en serio… Dar vida a Patricia ha sido un honor y un regalo. Una mujer luchadora, con muchos conflictos internos, que se entrega en cuerpo y alma en encontrar al culpable del secuestro de su hijo. Se mezclan emociones, alegrías, miedos,… Este personaje es un auténtico regalo y según leí el guión tuve claro que quería ser parte del proyecto.

Blanca-Portillo-MADMENMAG-4

Vestido Lebor Gabala / Calzado Robert Clergerie / Calcetines Tailords

 

“Para aceptar participar en un proyecto, primero miro el papel y luego el resto de personajes y quienes les dan vida.”

SIGUE EN PÁGINA 2

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.