Quedamos en la puerta del Hotel Único, en la calle Claudio Coello de Madrid. Mientras espero fumo un cigarrillo y reviso en mi teléfono los  últimos emails cruzados con su agente buscando aquel en el que coordinábamos la hora de llegada. Son las 11,15h de la mañana y confirmo que habíamos quedado a las 11h. Leonor se retrasa.

El cigarro se consume y busco con la mirada el cenicero de pie que había visto al otro lado de la puerta. Una chica con una flor rosa en la cabeza lo tapa. “Disculpa, ¿podrías…?” “¿Eres Manuel?” “Ok… y tú eres Leo”. Se cruzan dos sonrisas y entendemos que hemos estado al lado sin reconocernos. Yo, de paso, me percato de que he utilizado un diminutivo de su nombre sin darme cuenta. Hay gente con la que uno siente haber pasado mucho más tiempo nada más conocerla. “Leo” es una de ellas.

Mientras Iban comienza a maquillarla y yo repaso los sets y vestuario con el estilista y el fotógrafo, Leonor tararea una canción. “Ésa la conozco. Es Berlín. Qué pasada ese dueto tuyo con Coque Maya”. Y sin quererlo, comienza la entrevista. Voy viendo el trabajo de Iban en su rostro a medida que avanzamos, que conversamos. Se aleja Leo y llega Leonor Watling.

Nos reímos y hablamos de sus comienzos, de la suerte que ha tenido de trabajar, por ejemplo, bajo las órdenes de grandes como Pedro Almodóvar. También hablamos del nuevo trabajo de Marlango, de aquellos artistas que ha conocido y del nuevo enfoque que esos encuentros han dado a su música. Hablando es serena. Trasmite calma.

Aquí tienes la conversación con la que me metió en el bolsillo y las imágenes que tomamos para que las disfrutes. Así es Leonor Watling. Una belleza serena.

Entrevista Manu Bermúdez
Fotografías Vincent Urbani
Estilismo Carla López
Peluquería y maquillaje Iban Barcenilla
Localización Hotel Único Madrid

CLICK AQUÍ PARA LEER LA ENTREVISTA COMPLETA DE LEONOR WATLING

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.