Controvertido, vanguardista, excéntrico. David Bowie, icono de modernidad y libertad, ha fallecido a los 69 años, rodeado de sus seres queridos, víctima de una cancer, y con su último trabajo “Black Star” recién estrenado.

Mediante un comunicado en las cuentas oficiales de sus redes sociales, se dio a conocer el fallecimiento del autor de clásicos como ’Starman’. El post aclara que murió en paz y rodeado por su familia. Tras unos minutos en los que la idea de que sus cuentas habian sido hackeadas parecía ser la causa, el propio hijo del artista, Duncan Jones, confirmó la triste noticia.

Acababa de estrenar su nuevo trabajo discográfico, el número 25 de su carrera, “Black Star” en el que el propio Bowie parecía hacer un presagio de su final con frases, en el segundo single llamado “Lazarus” como “mira aquí arriba, estoy en el cielo” o “seré libre”.

Bowie se marcha dejándonos un regalo. Una última obra que da fe de lo eterno de su trabajo. Vivió, como ha muerto, rodeado de arte y en la cumbre.

Descansa en paz
#EternoBowie

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.