El suyo es uno de esos apellidos que conectan, directamente, con el séptimo arte.

Carlos es el mayor de los hermanos. Quizá por eso, por ser el mayor, recuerda con claridad las dificultades de su madre, la gran Pilar Bardem, por sacar a una familia adelante viviendo del arte, el lado menos glamuroso de la profesión. Estudió historia, trabajó de camarero, fue azafato de vuelo… y hasta regentó un bar en Brasil. Pero el destino y su apellido fueron más fuertes que su huida y acabó, afortunadamente, interpretando.

Activista y con un claro posicionamiento de izquierdas, Carlos es un fiel defensor de sus ideas sin que le preocupe lo más mínimo el peaje que tenga que pagar por ello. Evitar hablar de política cuando te lo encuentras es tan difícil como la huida que él mismo emprendió contra su destino. Asique no lo evitamos y dejamos que la conversación fluya por donde él quiera. Al fin y al cabo nos interesa conocerle y escuchar todo lo que quiera contarnos.

¿Nos acompañas?

ENTREVISTA Y SESIÓN DE FOTOS AQUÍ

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.