MM: Volviendo a tu nuevo proyecto, el spin off de Merlí que se llama Sapere Aude de Movistar, ¿qué nos puedes contar?

CC: Es una serie que adquiere un tono más  maduro y más adulto. Los conflictos no son ya del instituto, sino de un mundo universitario de gente que está entrando en la etapa adulta y se le plantean nuevos conflictos.

sapere-aude-movistar-plus-online

MM: Has dicho de tu personaje que es un personaje que está muy bien escrito. ¿Hasta qué punto los actores están en manos de los guionistas?

CC: Todo el rato. Yo entiendo mi trabajo como un trabajo de equipo. Un actor no va solo, un guionista no va solo y un director no va solo. Y cuando una cosa es un éxito, cuando una cosa va bien, es porque se juntan todas las fuerzas y todo suma. Yo con un mal texto soy un mal actor y con un mal director soy un actor horroroso.

El texto es super importante para mí.Yo soy bastante purista del texto. Yo estudié  literatura, me gusta mucho el relato y la narrativa y el ejemplo de Merlí es un ejemplo muy bueno de algo que está muy bien escrito y por eso luego nosotros lo hacemos mejor y luego la serie va bien. Cuando algo funciona, es porque se junta un poco todo, no hay nada que funcione que no esté bien escrito o no esté bien interpretado o no esté bien dirigido o las tres a la vez.

MM: La filosofía es la gran protagonista, tanto de Merlí como de su spin off. ¿Sabías algo de la materia antes de rodar estas series? ¿Cuándo fuiste al casting repasaste la Alegoría de la cueva de Platón?

CC: Mi viaje fue diferente al resto de mis compañeros de reparto porque yo estudié literatura en la universidad y estudiando literatura, la mitad de la asignatura es literatura y la otra filosofía. Cuando a mí  me llega la propuesta de hacer este personaje pensé: qué bonito y qué arriesgado que se haga una serie sobre filosofía en el momento en que el señor Wert se la quería cargar y que tampoco es una materia que esté en alza porque la gente estudia ADE y relaciones públicas y otras cosas que hoy en día con el sistema político económico que hay tienen más salida.

Pero yo que creo en las humanidades y en la cultura como motor de cambio. Me pareció super arriesgado, valiente y bonito que alguien apostara por ello y además  hacia un público  juvenil, porque la filosofía históricamente se ha asociado a gente muy aburrida y con gente que habla muy lento y señores con barba. Y me parece bien que se transmita a la gente joven.

bar-galleta-tribunal-fotos

MM: ¿Tú usas la filosofía en tu día a día?

CC: Leo mucho ensayo. Tampoco soy experto en la materia. Con Merlí he descubierto autores que no tenía  muy controlados y he revisitado otros que en la carrera o en el instituto había tocado y me ha parecido interesante releer, pero no soy un erudito ni mucho menos.

MM: ¿Y para ligar?

CC: Para ligar no (risas). Creo que te da más un pozo pero que no está en primera línea de fuego para ligar. Con el tipo de gente que intento ligar, pues seguramente le interesa la filosofía, sí, pero tampoco lo uso, sería un poco cutre por mi parte.

MM: ¿Osea que no vas a soltar una frase estilo Mr. Wonderful?

CC: (risas) No, no, eso me cae muy mal. De hecho, tengo una idea con un amigo de hacer un anti Mr. Wonderful y hacer un: “Tu día va a ser una mierda” y estar a favor de ello. ¿Qué quiere decir que esté contento y que sonría? ¡No! Yo quiero llorar un rato y que me dejes tranquilo. Me hace más gracia en verdad. Me caen muy mal las frases motivacionales y me cae muy mal la filosofía de autoayuda.

selected-homme-moda-masculina

MM: ¿No te va eso de estar “arriba arriba”?

CC: Claro “arriba” depende del momento. Si me acaba de dejar la novia no voy a estar “arriba”

MM: bueno, depende la novia.

CC: Depende de la novia.

Sigue leyendo la entrevista con CARLOS CUEVAS en la página 3

SUSCRÍBETE

Todas nuestras novedades GRATIS en tu email ¡Suscríbete a las tendencias!