Con la llegada del buen tiempo, practicar deporte al aire libre es uno de los mayores placeres. Para hacerlo con seguridad, hay que tener presente que  debemos protegernos del sol si no queremos sufrir sus negativas consecuencias. Pese a que parece que lo sabemos, vamos a repasar  algunos puntos a tener en cuenta para asegurar que nuestro esfuerzo es una garantía de salud.

Lo primero que debemos tener en cuenta es tener cuidado con los golpes de calor. En esta época del año es una dolencia muy habitual y por ello se recomienda evitar las horas más fuertes de sol  (desde las 12:00 del mediodía hasta las 18:00 horas de la tarde). El mejor momento para practicar deporte al aire libre son las primeras horas de la mañana y la últimas de la tarde, pues son en las que el sol tiene menos fuerza y es cuando menos peligro corremos.

Con esta primera recomendación, y fundamental, pasamos a las secundarias auqnue no por ello menos importantes:

Hay que hidratarse

Al estar al aire libre y expuestos a altas temperaturas, la pérdida de líquidos es mayor, por eso es necesario que mantengamos una perfecta hidratación mientras estamos practicando la actividad. Debemos beber agua de manera constante (aunque no tengamos sed) para evitar así poner en riesgo nuestra salud. Además puede ser muy bueno decantarnos por bebidas isotónicas que además nos ayudarán a reponer líquidos y minerales esenciales.

Protege tu piel

La protección de la piel es muy importante y, para hacerlo adecuadamente, debemos empezar por utilizar protector solar de un factor elevado para evitar el efecto negativo de los rayos ultravioleta. Si vamos a pasar largo tiempo en la calle practicando deporte es importante tener bien a mano el protector para reponerlo cada cierto tiempo, ya que el sudor y el movimiento hace que lo perdamos antes dejando a la piel desprotegida.

Utilizar la ropa correcta

Otra protección a la que debes prestar atención es la ropa, que debe ser adecuada para esta época del año. Sobre todo es necesario echar mano de prendas cómodas que permitan la transpiración la piel y que no acumulen el sudor, e incluso lo evaporen.

Cuidado con la cabeza y los ojos

Proteger la cabeza del sol es fundamental cuando vamos a practicar deporte al aire libre en verano. Para ello lo que debemos hacer es utilizar un gorro o una gorra que además de ayudarnos a ver mejor, nos ayudará a evitar sobrecalentar la cabeza. El uso de gafas de sol también es recomendable en verano cuando vamos a practicar deporte al aire libre. No hay que olvidar que al fin y al cabo estamos a merced del tiempo y por ello nos tenemos que adaptar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.