Una vez al año no hace daño. Que razón tiene el dicho y como nos gusta cuando de helados se trata… Preparara la cucharilla porque hoy te traemos una recomendación gourmet de las que no se olvidan fácilmente: Gelati Pino. Una heladería artesana en una de las zonas más exclusivas de Madrid que te hará “perder el sentido”.

Lleva abierta menos de un año y de cara a esta nueva temporada, Gelatti Pino ha fichado para crear su nuevo recetario a Giacomo Schiavon, un experto maestro heladero italiano al frente de La Sorbetteria Castiglione en Bolonia -considerada la mejor heladería del mundo- y con casi cuatro décadas de experiencia en el oficio.

Enamorado de su profesión, Schiavon asesora en exclusiva a Gelati Pino con el objetivo de “mejorar la calidad de los helados que se hacen en nuestro país”. Además de la materia prima y de una precisión milimétrica a la hora de medir las cantidades, mezclar y pasteurizar durante el tiempo justo, para el maestro italiano un buen helado artesano requiere de tres ingredientes principales: “la pasión, la sensibilidad y el conocimiento”. Por eso, el heladero diseña todas sus recetas a base de ingredientes 100% naturales sin aditivos ni potenciadores artificiales y elaboradas según la tradición italiana utilizando la última tecnología.

Frambuesa y Mango con toppins

Frambuesa y Mango con toppins

En total, el nuevo recetario de helados artesanos de Gelati Pino cuenta con más de 60 sabores que irán rotando en la carta según la temporada y estación del año y que van desde los clásicos de chocolate –a base de cacao natural al 70%-, vainilla –con vainilla de Haití, considerada la mejor del mundo- y nueces de Macadamia, pistacho –con pistachos iraníes- o dulce de leche, hasta otros más sorprendentes y curiosos como el de quesada con guayaba, crema catalana, arroz con leche, almendra y café o el de mascarpone con gianduja.

Esta amplia gama se completa con cuatro variedades (vainilla, chocolate, yogurt y yogurt sin azúcar) de helados Soft Premium, de textura cremosa, con menos frío y sin nada de química en su composición. Y con una selección de sorbetes a base de fruta natural como el de limón, el de fresa y el de frambuesa.

Recetas que elevan el helado a la categoría de la alta gastronomía y que junto a un novedoso sistema de conservación del frío marcan la diferencia en Gelati Pino. Precisión en las recetas y también en el servicio. Y es que para que los helados no pierdan sus propiedades y mantengan su textura óptima esta heladería cuenta con un mueble expositor fabricado en Italia a medida para el local que integra bancos de tubos (llamados pozzetti) de frío estático. Esto es, que conservan la temperatura no solo por abajo sino también en la parte superior que se muestra al público, de este modo los helados no pierden sus propiedades y mantienen su textura óptima.

¡No sabemos a que estás esperando para salir corriendo en busca del tuyo!

Precios:

– Cucurucho o tarrina medianos: 2,50 €

– Cucurucho o tarrina grandes: 4,50 €

– Tarrina de ½ litro: 10 €.

Horario: de lunes a domingo de 12:00 h. a 24:00 h.

Dirección: Estafeta, 2. Plaza de la Fuente. La Moraleja.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.