Si quieres saber cómo crear buenos diseños de tarjetas de visita, esto te interesa.

En plena era digital, con todo tipo de apps para hacer la compra, pagar el parking, saber la previsión de tráfico e, incluso, controlar los electrodomésticos desde cualquier sitio… Hay algo en lo que, todavía, sigue siendo necesario mantenerse offline: Las relaciones personales.

A pesar de que existen plataformas para conectar a personas con fines laborales y de negocios, los encuentros en formato de networking y tener contacto físico con aquellos con los que queremos entablar una relación profesional son necesarios. Y ¿que haríamos en esos momentos si no disponemos de tarjeta de visita?

Nuestros amigos de Helloprint nos han contado que muchos de sus pedidos siguen siendo de esta popular herramienta para facilitar nuestro contacto a quienes queremos que lo tengan. Nada como dejar un rastro físico, aunque podamos dejarnos también nuestro contacto digitalmente, para crear en la otra persona la sensación de llevarse algo de nosotros.

Y es que en los negocios, como en muchos otros campos de la vida, la psicología positiva lo es todo. Y un simple gesto como dar una tarjeta de visita puede hacer que la persona con la que queremos crecer profesionalmente nos tenga en cuenta. Abrir la cartera y ver nuestro contacto, así de sencillo. Sin tener que mirar en el móvil entre cientos de contactos.

La otra parte, crear unos diseños de tarjeta de visita atractivos que enganchen y llamen la atención parece más complicado pero, tranquilo, tenemos algunos consejos para que sea claro y efectivo ¡Atento!

Cómo crear buenos diseños de tarjetas de visita

La tipografía, cuanto más clara y legible mejor.

Y al decir tipografía nos referimos a la letra. En el diseño de tarjetas de visita olvídate de usar la Cómic Sans. Mejor una tipografía clara y neutra, sin florituras, que permita leer a la perfección tu nombre, email, teléfono y la web de tu negocio. ¡Queremos poner las cosas fáciles!

Los colores, llamativos, pero dejando protagonismo al contacto.

Los colores de tu logo, o del propio diseño de la tarjeta, no pueden entorpecer la lectura de tus datos laborales. Usa los que creas que mejor definen lo que haces, pero siempre ten en cuenta dejar un espacio blanco en el que poner tus datos, mejor con letra negra, sin obstáculos visuales.

¡Usa la segunda cara de la tarjeta para ponerte creativo!

Lo que recomendamos es utilizar una de las caras de la tarjeta para poner tu logotipo y datos de contacto y ponerte creativo en la otra. Exprésate con libertad pero, mucho mejor, en el lado de la tarjeta contrario al que usas para poner tus datos de contacto. Recuerda que, en esa misma cara, también debería aparecer el logotipo de tu empresa o negocio, pero es la cara sin reglas. Puedes mezclar colores y arriesgarte sin problema.

El tamaño mejor estándar

Tarjetas cuadradas, redondas, enormes, enanas… ¿pueden servir para diferenciarte? ¡Cierto! Pero… ¿para bien o para mal? Al final pueden suponer un engorro para almacenarlas o guardarlas y lo que necesitamos, considéralo un mantra, es poner las cosas muy fáciles. Mejor usa los tamaños estándar de diseño de tarjetas de visita ¡Por algo se crearon!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
DESCUBRE MÁS