Radiante y muy sexy. Así se encuentra a pocas semanas de estrenarse en la maternidad y así ha querido posar y charlar con nosotros. Una madre muy sexy llega a MADMENMAG ¿Nos acompañas?

Elisa Mouliaá está más sexy que nunca y en esta sesión de fotos lo deja claro. Presentadora, actriz y, en muy pocos días, madre. ¡Bienvenida a MADMENMAG!

Entrevista con Elisa Mouliaá

elisa-mouliaa-madmenmag

Fotos Omar Ayyashi
Asistente de foto Tony Marquez
Post producción digital Jorge Salgado
Estilismo Alba Cardama
MUAH Gabriel LLano para Guerlain
Localización Hotel Wellington Madrid


Lo primero de todo ¡Enhorabuena!

Muchísimas gracias. A puntito de caramelo estoy…Estamos ilusionadísimos. Además así, de sorpresa. Estamos todavía todos en estado de shock. Y hablo por mí, mi marido y la familia.

¿No lo esperábais?

Llegó la noticia sin esperarla. De hecho cuando nos enteramos supe que cuando nos casamos ya estaba embarazada… Entendí porqué estaba tan cansada. El día de la boda solo pensaba en que terminara para poder dormir ¡Y eso no era normal!

elisa-mouliaa-desnuda-embarazada

Bueno, pues por el mejor de los motivos.

Si, totalmente. Ya te digo que estamos deseando ver la cara a la pequeña y abrazarla. Vamos a comérnosla a besos.

Hacerte unas fotos así en este momento, en el que supongo que estás más cansada de lo habitual, y en el que algunas mujeres se encuentran menos favorecidas ¿Cómo lo decidiste?

Pues la verdad es que me encuentro genial fisicamente y, además, no tengo ningún problema con sugerir, con la sensualidad. Me parece arte, me parece libertad. Creo que la mujer es libre de mostrarse cuando ella quiera. Con sus curvas,. con sus estrías… Cuando ella se sienta una reina, que es lo que somos. Hay mucho pudor y muchos prejuicios ¿Porqué una mujer embarazada no puede disfrutar de su sensualidad? No hay que recluirse.

elisa-mouliaa-desnuda

No tengo ningún problema con sugerir, con la sensualidad. Me parece arte, me parece libertad.



ELISA MOULIAÁ

¿En qué crees que cambia la vida el tener un hijo?

Creo que son los peques los que deben adaptarse a la vida de los padres. Es sano y bueno para el bebé que viaje, que tenga contacto con otras personas… Mi vida social y lo que hago en el día a día no tiene porqué cambiar. Bueno, de hecho no tiene por qué cambiar para ninguno de los dos. Ni para el padre ni para mí.

Si te dijera de mayor que quiere ser actriz ¿Qué la dirías?

Pues le diría que es una industria muy dura en la que tiene que estar preparada para vivir todo tipo de cosas. Buenas y malas. Le animaré a que siga sus pasiones siempre pero, desde luego, estará informada de lo que hay (risas). Le diré que es muy difícil y le pondré los pies en la tierra.

¿En tu casa también fueron igual de comprensivos cuando dijiste que querías ser actriz?

Empecé a los siete años y fué mi padre el que me llevó a una compañía de teatro. A el le apasiona y, viendo como era de fantasiosa, pensó que sería una buena opción para mí. Y estuve en la compañía hasta los trece años…

Así que en casa tenías apoyo.

Bueno, mi padre adora el teatro de toda la vida. Le vuelve loco. Pero mi madre tenía más reparos. El primer casting al que fuí fué para Disney Channel acompañando a una amiga y me cogieron. Pero, al ser menor de edad, tenían que autorizarlo en casa y mi madre se negó. Ella siempre, aún cuando ya estaba empezando en la profesión, me insitió en que tenía que hacer una carrera, digamos “normal”.

¿Y estudiaste algo “normal”?

Pues sí. Además de Arte Dramático, que lo hice, estudié Psicología. Y la verdad es que me interesa muchísimo y me ha venido bien para mi trabajo como actriz. Eso sí, jamás me dedicaría a ejercer como psicóloga. Digamos que es una formación que me ha venido genial a nivel personal. Temas como la neurociencia, la psicología social… Me apasionan y me alegra haberlos estudiado.

¿Cómo surgió empezar a trabajar de forma profesional?

Pues como venganza a mi madre empecé a presentarme a todo tipo de castings de publicidad (risas). Digamos que por una mezcla de rebeldía y porque realmente me apetecía. Yo veía series como “Al salir de clase” y sabía que quería estar allí. Me metí en diez agencias de publi y ficción.

Lo primero fue un anuncio y depsués castings de ficción hasta que, en 2009, me cogieron en Águila Roja y me quedé siete temporadas…

¡Sigue leyendo la entrevista con Elisa Mouliaá!

¿Y el salto de la interpretación a la tele como surgió?

Siempre he tenido facilidad. En el cole, con los amigos… Después de Águila Roja me llamaron para hacer un casting como presentadora. No se muy bien que vieron en mí pero directamente me cogieron. Estuvimos todo un verano con el programa y fue muy bien de audiencia. Pero quedó ahí y, cuando ya se me había olvidado y acababa de terminar en Servir y proteger, que estuve dos años, me volvieron a llamar para decirme que volvía el programa. Me sorprendió pero me encantó la idea. Y ahí seguimos.

¿La vuelta a presentar después de estar actuando como fue?

Pues una pasada. Te refresca. Después de hacer dramones, porque mi papel era de una policia centrada en la violencia de género, y todos los guiones que tienes que estudiar (risas)… Esto fue un alivio. Tres horas por la mañana y mi trabajo es contar las cosas más interesantes e impactantes que han pasado durante el día… Muy fresco y encima tengo tiempo para mí, para mi familia y, ahora, para disfrutar de la maternidad.

¿Crees que sería más dura la maternidad con un trabajo que te implicara más horas?

Pues sería, desde luego, diferente. Aunque hoy en día hay muchas ayudas y se respeta más el tema de la maternidad. En las productoras con la que trabajo por lo menos. En mi trabajo se lo han tomado super bien. Tengo una amiga a la que despidieron cuando se quedó embarazada y es un tema en el que nos tenemos que poner todos alerta. No se puede permitir. Aunque, por suerte, como te digo, no he tenido que vivirlo. Está siendo todo muy positivo.

mujer-embarazada-de-38-semanas

Tengo una amiga a la que despidieron cuando se quedó embarazada y es un tema en el que nos tenemos que poner todos alerta. No se puede permitir.



ELISA MOULIAÀ

A día de Sigue siendo una de las grandes barreras de la mujer, totalmente de acuerdo.

Si esto no cambia no avanzamos., El derecho a ser madre tiene que prevalecer sobre todo. Tenemos que tener derecho a que la maternidad no paralice nuestro avance profesional. No solo a trabajar, que por supuesto, si no a poder avanzar en tu nuestra profesión.

Debería ser una cuestión de elección personal. Que las mujeres y los hombres que quieran dedicarse a cuidar de sus hijos, puedan hacerlo, y las que quieren o los que quieren desarrollarse profesionalmente también puedan.

Cada vez vamos avanzando más, pero sigue siendo un tema que necesita revisión y mejoras.

Esperemos que se vayan superando y sigamos creciendo socialmente para no tener que hablar de estos temas nunca más.

¡Ojalá!

Y, por cierto, estás radiante en las fotos. Otra vez, enhorabuena.

Muchas gracias ¡Hasta pronto!

Si te ha gustado esta entrevista con Elisa Mouliaá no te pierdas nuestra entrevista con Inma Cuesta. ¡Otra de nuestras mujeres favoritas en MADMENMAG!

famosas mas sexys de españa