Acercarse al actor Fernando Guallar (Córdoba, 1989) es darse cuenta de varias cosas en solo unos instantes. La primera, que lo suyo por la interpretación es verdaderamente vocacional. La segunda, que de tanto preguntarle por ello ha acabado teniendo una relación pacífica con la imagen de galán que algunos le han construido según sus personajes. Reconoce que el sambenito de guapo oficial llegó a molestarle, pero ya no le quita el sueño. La tercera cosa de la que uno se da cuenta enseguida es que Fernando Guallar ha madurado en muchos sentidos. Tiene, de hecho, el aura de un hombre algo mayor a su edad, lo que sin duda alimenta su versatilidad y también le aporta aplomo.

Tras un 2021 en el que parecía que todo le iba bien (y que él mismo explica que era eso: solo una apariencia), ahora estrena la película El juego de las llaves, una comedia dirigida por Vicente Villanueva que se estrena en cines el 13 de abril y que está basada en una serie mexicana homónima. Trata de un grupo de amigos que se conocen de la infancia y que una noche deciden jugar a intercambiarse las parejas, empleando para ello sus llaves. Cada uno pone las suyas en un cuenco y otra persona elige unas llaves al azar. Entonces debe pasar la noche con el dueño o la dueña de esas llaves. Tal como parece, el lío está servido. Fernando Guallar interpreta en El juego de las llaves a Sergio, un tipo que, al contrario que él, no tiene las cosas muy claras. Hablamos con el actor de este proyecto, de otros y de cómo ha madurado en los últimos años.

Fotos Manu Bermúdez
MUAH Carmen de Juan para CHANEL Beauty
Estilismo Gone Abad
Asistente estilismo Paula Peña
Entrevista Julio César Ortega
Localización HOMECLUB


Jersey POLO CLUB
Makeup CHANEL


fernando guallar retrato

boy-de-chanel-linea-masculina

El secreto de los hombres que más saben de cuidado personal y belleza es la línea BOY de CHANEL. ¿Quieres descubrir con nosotros todos sus productos? ¡No te lo pierdas! Aquí te los enseñamos.


El juego de las llaves es ahora una película española, pero antes fue una serie mexicana. ¿Qué diferencias hay entre ambas?

Como espectador, aunque hay series que me vuelven loco, prefiero la fórmula cine que serie. En este caso, creo que hicieron muy bien en adaptar la serie al cine, porque en una película estamos contando ya prácticamente lo esencial de la trama de la serie. La película española y la serie mexicana tienen un tono muy diferente, porque en lo social, en lo cultural y en el humor somos muy diferentes. Creo que la película tiene un punto más salvaje, con un humor un poco más ácido (que es el que a mí me gusta más). Va de un grupo de amigos de la infancia que se juntan unos años después. Cada uno está experimentando una crisis de pareja grave y gracias al juego de las llaves ocurren una serie de cambios en sus vidas. El juego les estimula para que, en sus 40 años, se den cuenta de cosas de las que no eran conscientes antes y reconduzcan sus vidas. Es algo que le pasa a mucha gente: el sistema te anestesia, te dejas llevar por la inercia y es muy difícil salir de ahí. La película tiene momentos muy divertidos, con personajes que tiene un peso cómico mayor que otros, y se forma un entramado de líos que acaba desembocando en la historia individual de cada uno.

O sea, que se lía parda.

Se lía parda, sí. Podríamos decir que es una comedia romántica. Tiene momentos románticos, y otros en los que el romanticismo no va solo con la otra persona, sino también contigo mismo, de saber qué quieres, quién eres y cuáles son tus debilidades ahora mismo. Más allá de la comedia, puede generar empatía y mover algo por las tripas del espectador. Es una manera de escapar de la trampa en la que a veces nos metemos cada uno. Tengo clarísimo que, después de ver la película, habrá mucha gente que juegue al juego de las llaves.

fernando guallar
fernando guallar

¿Tú jugarías?

A día de hoy, no jugaría. Yo llevo un tiempo soltero. He estado muy enamorado y ahí no habría jugado ni de coña, pero si tuviera una relación más larga, todo se puede hablar. También el juego de las llaves se desarrolla de una manera: tienes que pasar una noche o tener sexo con una persona. No es lo mismo.

Sois ocho protagonistas, cuatro chicas y cuatro chicos. Tu personaje es Sergio. ¿Cómo es?

Sergio es una persona que creo que está completamente perdida. Viene de un fracaso vital, porque él es actor, y tras un pequeño triunfo local aquí decidió hacer las Américas. Se mudó a Los Ángeles, pero no vio para nada cubiertas sus necesidades artísticas. Volvió a España y ahora está en una crisis total: de identidad, de pareja… No es honesto consigo mismo y no sabe lo que quiere. Es un chico muy carismático, siempre piensa en el buen rollo grupal, pero es de esas personas que huyen de sus sentimientos y que no muestran su vulnerabilidad. Es un tío que tiene un conflicto muy grande, y en la película encuentra su camino. Es un buen tipo que no sabe hacer las cosas muy bien, porque se comunica con la gente desde un lugar bastante frívolo. Yo siempre pensaba: “Ay, pobrecico. Que se muestre ya como es, que no pasa nada”.

Sigue leyendo la entrevista con Fernando Guallar y viendo más fotos en la página 2

SUSCRÍBETE

Todas nuestras novedades GRATIS en tu email ¡Suscríbete a las tendencias!