Y el paso a la interpretación ¿cuándo lo das?

Pues un poco también de manera natural. No es que lo buscara. Aunque mi tía siempre me animaba a hacerlo nunca fue un objetivo. A los tres años de vivir por el mundo con la maleta a cuestas por la moda, empece a sentirme cansado de viajar y del trabajo de modelo. Se me encendió la bombilla y pensé que era el momento de probar cosas nuevas y, entre ellas, la interpretación.

En una de las veces que vine a Madrid fui a una sala de teatro y me dí cuenta de que eso era lo que yo quería hacer. Viajaba para conseguir dinero y, cuando estaba aquí, empecé a hacer mis primeras cositas en interpretación.

La televisión llegó muy pronto. Participaste en varias series hasta que llegó “Hospital Central” que, supongo, fue un trabajo que marcó tu carrera.

Pues sí. Bastante rápido. Como dices participe en bastantes series durante esos primeros años pero, sin duda, lo que me dio estabilidad como actor y a nivel personal fue “Hospital Central”. Fueron cuatro años y medio trabajando y le guardo muchísimo cariño a todo lo que supuso.

Ivan-Sanchez-MADMENMAG-2

Chaqueta DSQUARED2 / CAmisa GUCCI / Pantalón DSQUARED2 / Cinturón LOUIS VUITTON / Gafas DIOR HOMME

Entre otras cosas pasar a ser un tío muy conocido ¿Lo llevaste bien?

Ya venía de trabajar en otras series pero es cierto que esa fue la que me hizo mas conocido. Pero bueno, afectó más a nivel profesional. A nivel personal no supuso nada porque en la moda ya había trabajado mucho y ya era conocido relativamente. Venía con escuela (risas). Y también la edad, que ya no tenía 17 años… Todo eso afecta más cuando eres más joven.

Eres de los actores españoles que han dado el salto al otro lado del charco. Tu, concretamente, estás muy vinculado a México. ¿Cuándo se da la oportunidad de trabajar allí?

Fue todo, como siempre, sin buscarlo. Aunque, realmente, yo siempre he tenido un instinto que me decía que por ahí iban los tiros… La oportunidad llegó mientras estaba rodando “Hospital Central” con el proyecto de “La reina del sur”. Escuché que se iba a hacer en Colombia una coproducción con Estados Unidos, Miami, basada en el libro de Pérez-Reverte, que me encantaba, y lo perseguí. Conocí al director y entré en el proyecto por cabezón (risas). Fui a Colombia, lo grabamos, y a la vuelta a España participé en otra serie, “Hispania”. En ese momento se empezó a emitir en latinoamérica y fue un éxito brutal. Todavía mucha gente me habla de ese trabajo. Allí caló mucho en la gente.

A partir de ahí me empezaron a llamar mucho de proyectos en latinoamérica. A los dos años volví a trabajar en un proyecto en México y, desde entonces, no he parado de ir a trabajar allí. Me han acogido de una manera increíble y me siento muy afortunado. La industria allí es muy grande y es un honor poder contar historias a los dos lados del charco.

SIGUE EN PÁGINA 3