Se llama Joaquín Ferreira y es conocido por el sobrenombre de “Potro”, el personaje que le ha hecho triunfar. Éste argentino, exfutbolista y con cara de haber roto más de un plato, ha saltado a la fama internacional por su papel en la serie “Club de cuervos” de Netflix. Sus atributos, por una escena en la que aparece como su madre le trajo al mundo, han sido comentados en cientos de webs y revistas de medio mundo.

Charlamos con él para descubrirte a un actor de raza. Sus orígenes, su profesión.. una entrevista en la que nos sorprende encontrar a un tío mucho más sensible de lo que esperábamos. Al fin y al cabo lo suyo es la interpretación y en la serie, borda el papel de chulo sin tener nada de ello. ¿Nos acompañas?

MADMENMAG Joaquin Ferreira
Cuéntame un poco sobre tu papel en la serie y la experiencia que está suponiendo trabajar en ella.

En un primer momento fue la llegada al público lo que más me atrajo, tener la oportunidad de mostrar mi trabajo a todo el mundo, es algo con lo que soñaba desde hace mucho tiempo. Por otro lado la calidad artística del equipo de producción, gente que sabe lo que hace. Y que, además, me dieron total libertad en cuanto a la interpretación.

El potro es el número nueve y el goleador de equipo de Cuervos. Es un tipo sincero y fiel a sus ideales. No se vende por nada, jamás va a aceptar un soborno de nadie, es leal a su equipo y a sus compañeros. El potro es guapo por naturaleza y lo sabe. Es amante de las mujeres y siempre está en búsqueda de una nueva acompañante. Él es el alma de la fiesta, siempre alegre y chistoso, todo el mundo lo quiere. A pesar de su físico y la coraza que parece llevar, por dentro es un hombre sumamente sensible.

Seguro que el rodaje está lleno de anécdotas…

La que más recuerdo, por ejemplo, son las escenas de fútbol en Pachuca, una ciudad industrial en la montaña en donde hacia muchísimo frío. Grabamos de noche durante dos semanas porque de día entrenaban los jugadores. Yo filme todas las escenas enfermo de gripe. Mis compañeros venían a visitarme a la habitación del hotel, a ver como estaba y ahí se forjo una amistad increíble con Gutemberg Brito, Juan Pablo de Santiago, Antonio de la Vega y Said Valencia.

Tu aspecto de “tío duro” sin duda te ha beneficiado para el papel que haces en Club de Cuervos ¿Crees que será un problema a la hora de afrontar nuevos proyectos? ¿Temes encasillarte como actor?

Yo no soy un tipo duro, personalmente soy todo lo contrario. ¡Qué bueno que pienses eso! Quiere decir que hice bien mi trabajo. Considero que un actor debe encarnar el papel y dar el aspecto requerido según el perfil del personaje y no reducirlo a su aspecto físico. De eso se trata la magia del intérprete. Me prepare mucho para este papel y así lo hago cada vez que tengo un desafió. No le temo a encasillarme como actor. Deseo que en mi carrera surjan distintos personajes para poder jugar con un amplio registro actoral. Sino sería muy aburrido.

Supongo que estás al tanto de las miles de noticias que ha generado tu desnudo integral en una de las escenas… ¿Cómo llevas el revuelo que has causado sin querer?

Siento que somos solo un instrumento que forma parte de una enorme orquesta, dirigida por un gran director, si uno falla nada funciona. Un desnudo en una escena es eso, simplemente una nota. Lo llevo bien, es parte del juego. Un actor siempre va a tener exposición frente al público y es algo de lo que no me quejo. Lo vivo como algo natural dentro de mi trabajo.

image-11-08-15-05-51-5Yo no soy un tipo duro, personalmente soy todo lo contrario.

Háblame de ti antes de las cámaras

Antes de estudiar actuación hice muchísimas cosas: Estudie cuatro carreras: bellas artes, diseño gráfico, arquitectura y publicidad. Mientras tanto trabaje siempre. Fui promotor de venta de matafuegos, vendedor de seguros, jardinero y piletero (socorrista de piscina), preceptor en una escuela, diseñador gráfico en un diario, modelo, tuve mi estudio de diseño gráfico y publicidad, un restaurante de sushi y mi último empleo fue coordinador de trade marketing en una empresa multinacional. Mientras tanto jugué fútbol y luego rugby profesionalmente. Todo esto fue parte de mi camino, siempre fui buscando algo que me guste hacer, una pasión. Tras no encontrar un amor genuino en todas estas experiencias me fui de mi país. Me libere de los prejuicios sociales y por casualidad me encontré dos pasiones, actuar y pintar. Ahora vivo de lo que amo, soy actor y artista plástico. Elijo dedicar mi tiempo a hacer lo que me gusta y nada más. Considero que me queda un largo camino por recorrer y muchas experiencias por vivir. Pero no creo que abandone el arte por ninguna razón.

11205087_1481262528834186_6181418053243256029_n

Una de las obras pictóricas de Joaquín Ferreira

 

¿Cuándo y cómo surge la opción de dedicarte a la interpretación?

Una vez que logre quitarme varias capas de ego o como también se les llama “mandatos sociales”. Me acerque mucho más a lo que soy realmente. Deje de pensar que tenía que ser un universitario de traje, con un empleo “digno” y ganar un buen sueldo, para demostrarle a todo el mundo que era un “triunfador”, un “honorable ciudadano”. Hay personas que tal vez logran más rápido despojarse de esto y otras que nunca lo intentan. Yo tuve que alejarme de mi país, de mi gente y solo así pude hacer un verdadero trabajo de introspección y acercarme a mi verdadera esencia.

Cuando logré entender eso, todo fluyó. Una señora en la calle me ofreció hacer una publicidad, los directores de ese comercial me recomendaron un lugar para estudiar actuación, un maestro me propuso entrar en una academia de artes escénicas muy reconocida en México. Tras tres castings conseguí una beca para estudiar durante 3 años, 12 horas por día, de lunes a sábados. A los dos años sentí que ya estaba preparado para salir a la cancha y me salí. Todo se fue dando mágicamente. Pero nada de eso hubiera sucedido, creo yo, si no me hubiera conocido a mí mismo antes de salir a luchar contra el mundo. Porque no hay nada porqué luchar, todo está ahí para nosotros, solo que a veces no lo podemos ver.

image-11-08-15-05-51-4
No hay nada porqué luchar, todo está ahí para nosotros, solo que a veces no lo podemos ver

¿Crees que es esta la profesión a la que dedicarás el resto de tu vida?

No lo sé. Amo actuar y pintar, por suerte puedo vivir de esto. Pero el camino es largo, nunca se sabe. Prefiero dejar que la vida me sorprenda.

Además te hemos visto en varias sesiones fotográficas y tienes alma de modelo. ¿Te gusta o es solo algo que haces para promocionar tu trabajo como actor?

Lo hago para potenciar mi trabajo como actor y poder vivir de lo que me hace feliz.

En redes sociales van aumentando tus seguidoras y seguidores y supongo que por la calle también estás notando la llegada de una fama internacional ¿Cómo se viven esos momentos? ¿Te da vértigo?

 No, intento tener los pies sobre la tierra. De otra forma no podría disfrutarlo.

Y tus amigos y familiares como lo viven?

Están felices porque me ven feliz.

image-11-08-15-05-51-7
Nada de esto hubiera sucedido si no me hubiera conocido a mí mismo antes de salir a luchar contra el mundo.

Si esto algún día se te escapara de las manos, es decir, si el fenómeno fan no te dejara hacer la vida que tienes en este momento ¿Pararías todo por ese motivo?

No creo que eso suceda. Pero más allá de la fama o no, el mundo es muy grande para vivir en un solo lugar, siempre habrá un sitio por conocer. Tengo sueños nómadas.

Cuándo no pintas ni actúas… ¿qué haces?

 Compartir risas con los míos; Viajar solo o acompañado, si se puede en moto; Amo los deportes y la familia.

Hablando de deporte ¿Que entrenamiento sigues? Tienes un físico muy trabajado…

No tengo una rutina en particular, no me gusta ir a encerrarme a gimnasios. Generalmente corro de mi casa al parque y ahí armo mi rutina. Combino diferentes ejercicios. Siempre utilizando mi propio peso como obstáculo.

Me suena a crossfit ¿Algún truco que compartir con nosotros para ponernos en forma?

No hay trucos. Estudien y modifiquen su forma de comer, eso es lo fundamental. Luego que busque diferentes formas de entrenamiento y escoja la que más le guste. Se trata de saber cómo alimentarse y entrenar a gusto.

image-11-08-15-05-51-3
Soy afortunado. Vivo de lo que amo. Soy actor y artista plástico

Y ¿el futuro? ¿Han surgido proyectos interesantes a raíz del estreno de Club de Cuervos?

Por ahora no, pero muy pronto, estoy seguro, tendré una sorpresa de la vida.

Sígue a Joaquín Ferreira en sus redes sociales:
Twitter @soyjoaquinf
Facebook Página Oficial Joaquín Ferreira
Instagram @soyjoaquinferreira

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.