La isla bonita, así dice una famosa canción de Madonna que podría, perfectamente, referirse a Ibiza.
No es para menos…

El miércoles pasado tuve el gusto de almorzar en Cotton Beach Club, en Cala Tarida. Un lugar muy agradable construido sobre un barranco y con unas vistas impresionantes del mar. Totalmente pintado de blanco (muy ibicenco, por supuesto) y con una carta exquisita.

Más tarde, el clima y lugar invitaban a bajar a las tumbonas a tomar el sol y tomar unos cocteles, así que sin duda alguna lo hice. Me puse en remojo y disfruté de la tarde en el paraíso…

Elegí algo cómodo y acorde para la ocasión: bañador, camiseta y zapatillas de esparto, de la firma Pla. Te explico un poco más sobre ellos más abajo. Merece la pena que conozcas su historia.


T-shirt : Jockey, rosa, y cuello de pico
Bañador : Jockey , con estampado colorido , tonos rojo y azules (el azul es uno de mis colores favoritos)
Sunglasses : Carrussel , espejo polarizado azul
Calzado : Pla , zapatillas de esparto

Y ahora, como te prometí, un poco de la historia de este calzado.

Pla nace en el interior de Mallorca lejos de las zonas turísticas en una amplia zona llana de pueblos pequeños y campos llenos de encanto. Fabrican zapatos hechos a mano con materiales naturales, en los que conviven en perfecta armonía diseño contemporáneo, artesanía tradicional y respeto por las personas y el medio ambiente. Una propuesta realmente diferente y optimista que invita a creer que otra forma de hacer las cosas es posible.

Irene Peukes, diseñadora de moda y zapatos, ideó estos zapatos en esa tranquilidad del Pla de Mallorca después de varios viajes a Bangladesh en los que pudo conocer la artesanía del yute desde dentro, trabajando con las artesanas y vislumbrando las posibilidades de su técnica y del material.

Cada zapato está hecho a mano con una sola trenza de yute por artesanas de Bangladesh. El yute es un material resistente, sostenible y de vital importancia económica para muchos pequeños agricultores del país. Tanto los agricultores como las artesanas que participan en la elaboración de los Pla lo hacen a través de Cáritas Bangladesh, organización que actúa según el Código de Prácticas de Comercio Justo.

Después los zapatos se terminan en Mallorca, donde se elaboran las suelas, que son unidas a la parte de yute por zapateros artesanos locales.

En 2013 se ha lanzado al mercado y se puede encontrar en diferentes tiendas relacionadas con la moda, el diseño y el arte, en ciudades de España como Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Zaragoza, Bilbao, San Sebastián o Mahón. Al mismo tiempo, los Pla también se han introducido en el mercado japonés a través de diferentes puntos de venta en las ciudades de Tokio, Osaka y Chiba.

Aquí un link para que podáis dar un vistazo.
http://www.pla.org.es/

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.