La noticia estremecía al mundo de la música y a muchos seguidores del artista. Leonard Cohen, uno de los grandes genios de la música internacional, fallecía esta madrugada, a los 82 años, en Los Ángeles. En un año fatídico para la música en el que ya nos han abandonado otros grandes como David Bowie o Prince, el único consuelo es recordar el legado artístico que dejan para la historia. Sus canciones. Y por eso, para recordar al Cohen que nos ha conmovido durante décadas, repasamos los grandes temas de este poeta y músico al que nunca olvidaremos.

Leonard Norman Cohen nacía en Montreal (Canadá) el 21 de Septiembre de 1934 en una familia de clase media de emigrantes judíos. Desde muy pequeño sintió gran admiración por los poetas coetáneos, tanto de Estados Unidos y Canadá, como de los nuestros. Federico García Lorca fue una de sus grandes obsesiones. Ya en la adolescencia cogió la primera guitarra acústica y, tras formar su primer grupo de folk, pasó a aprender a manejar la guitarra clásica con la ayuda de un guitarrista español que le hizo despertar su pasión por el flamenco.

Además de escribir 10 poemarios y dos novelas, fue autor de canciones inolvidables como “Suzanne”, que narraba las miserias y la grandeza de la condición humana con esa voz tan personal, entre grave, rota y enigmática, propia del llamado “trovador de voz cavernosa”. Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2011 y candidato al Nobel de Literatura en varias ocasiones, ha hecho historia en el mundo de la música gracias, en parte, a algunas de estas canciones.

Hallelujah

Esta canción que forma parte de la historia de la música Cohen la escribió en 1984 y la incluyó en su álbum Various Positions. Una versión posterior del cantante norteamericano Jeff Buckley la popularizó.

Take this waltz

Este famoso tema lo incluyó el músico canadiense en su álbum I’m Your Man, de 1988. Esta canción la compuso a modo de versión en inglés del poema de Federico García Lorca Pequeño vals vienés.

Suzanne

Esta célebre canción apareció en su álbum debut Songs of Leonard Cohen, publicado en 1967. Tiene su origen en el poema Suzanne takes you, incluido en el libro de poemas del compositor canadiense Parasites of Heaven, de 1966.

So long, Marianne

Incluida también en su disco Songs of Leonard Cohen del 67, esta canción está inspirada en Marianne Jensen, una noruega, que a la postre sería su novia, y que más tarde se pasaría a llamar Marianne Ihlen, de la que Cohen dijo que era la mujer más bella que jamás había conocido. Ambos vivieron juntos en Grecia. Está considerada entre las 200 mejores canciones de la década de 1960.

Bird on the wire

Esta mítica canción aparece en el álbum de estudio Songs from a Room, de 1969. Este tema lo escribió Cohen en un momento en el que estaba pasando por una depresión. Marianne, su novia, según ha explicó el poeta canadiense en varias ocasiones, le ayudó a salir adelante poniéndole una guitarra en las manos.

I’m your man

Dio nombre a su disco I’m Your Man, de 1988. Fue de los álbumes más vendidos del artista canadiense. En España tuvo gran éxito.

Famous blue raincoat

Incluida en su álbum de estudio Songs of Love and Hate, su letra habla, entre otras cosas, de la cienciología. Posteriormente, Cohen explicaría que la famosa prenda que da nombre a la canción era suya.

Dance me to the end of love

Se trata de uno de los temas más versionados de Cohen. Fue incluido en el álbum de 1984 Various Positions. El cantante canadiense se inspiró en el Holocausto para escribir esta canción.

First we take Manhattan

Se trata de una canción de la que se han hecho muchas versiones. Lo curioso del caso es que una de ellas se publicó antes de la original. La llevó a cabo Jennifer Warner, una corista de Cohen, en 1987 y apareció en el álbum Famous Blue Raincoat. Joe Cocker o REM han hecho también sendas versiones de la canción.

Ain’t no cure for love

Incluida en el disco I’m Yor Man, del 88, este tema también ha tenido muchas versiones. Esta canción también tuvo una versión previa de Jennifer Warner que fue incluida en el álbum de tributo al artista publicado en 1987. Como se puede extraer del título, la canción versa sobre el amor tradicional.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.