Imagino que el choque fue enorme…

Pues además de ser la primera vez que me subía en un avión, que eso ya era todo un hito, no tenía ni idea de quien era Valentino, Dior,… Imagínate mi nivel de conocimiento de la industria. De repente me veía rodeada de editores, fotógrafos famosísimos, creadores… Nombres que no me sonaban de absolutamente nada pero que intuía que eran muy importantes (risas). Tenía 17 años y ni idea de la que se me venía encima.

¿Cómo recuerdas esos años?

Maravillosos. Mi agencia siempre se encargó de que estuviera cuidadísima y rodeada de un gran equipo siempre. Además la comunicación con mi familia fue constante. Mis padres se sentían seguros al dejarme estar lejos porque veían que estaba feliz y en un entorno bueno.

Todo lo contrario de lo que muchos puedan pensar de ese mundo…

Todo lo contrario de la gente cutre que rodea a ese mundo. Los que realmente mueven el negocio, los creadores, los fotógrafos, los bookers,… son personas que se toman su trabajo con el mayor de los respetos y que te hacen sentir muy segura. En ningún momento tuve una mala experiencia o me sentí mal.

¿Y no sentiste vértigo?

Algunas veces añoranza de estar con los míos. Soy muy independiente pero era una niña… A veces echaba de menos estar en casa y salir con mis amigos por mi barrio. Veía la vida que llevaban en Huelva los que habían sido mis compañeros de clase o vecinos y cierta envidia me daban, la verdad… Trabajar desde tan joven, aun siendo algo que te hace inmensamente feliz, tiene sus renuncias añadidas.

Laura Sanchez MADMENMAG 3

Laura Sánchez con joyas de BVLGARI / Doby con collar de ARISTOCRAZY

“Trabajar desde tan joven, aun siendo algo que te hace inmensamente feliz, tiene sus renuncias añadidas.”

 

SIGUE EN PÁGINA 3