El momento de promoción ¿Cómo lo llevas? Porque me consta que nunca te ha gustado demasiado…

Bueno he ido aprendiendo (risas). Tu ya me has visto en unas cuantas así que entiendo lo que dices.

A ver, me sigue sin gustar demasiado, no vamos a engañarnos,… Pero he aprendido lo importante que es para que nuestro trabajo tenga la mayor difusión posible y salgan los números. Al final eso es lo más importante. Hay que remar a favor de obra (risas). Llevar la energía hacia la incomodidad al final no es bueno para nada. Ya que estás en una sesión de fotos o en una entrevista… Pues a disfrutarlo.

Pues si que has cambiado. Aunque, he de decir en tu favor que, aunque te gustara demasiado, una vez en el set o metido en faena siempre ha sido muy fácil trabajar contigo.

Lo que te decía, intento remar a favor de obra. Hombre, también influye con quien estés trabajando. Hay gente como contigo, que ya hay una confianza, con la que estás más cómodo. Gente con la que fluye y gente con la que no… Eso es así. Pero vamos, en general cada vez mejor.

Luis-Tosar-MADMENMAG-Septiembre-2018-Vincent-Urbani-3
Luis-Tosar-MADMENMAG-Septiembre-2018-Vincent-Urbani-4

Oye, lo de las redes sociales nada de nada ¿no? Porque te he intentado encontrar y no hay manera.

No me gustan las redes sociales. No es mi mundo para nada. No me gusta la exposición que dan y lo que producen. Soy consciente de que las veo desde fuera y probablemente prejuzgue mucho… Pero es lo que pienso.

Sobre todo a nivel político, me desagrada mucho. Toda esa exposición, estar presente por un tema de egos cuando deberían estar a otra… Me pone muy nervioso. No me parece normal que estén tuiteando cuando deberían estar a otras cosas. Aunque sé que no lo hacen ellos en la mayor parte de los casos. Serán sus community managers. Pero tienen esa necesidad de estar ahí que no entiendo. ¿Para tener más impacto que su competencia? Me parece surreal. No deberían dedicar ni un segundo a esas cosas.

También tiene cosas muy positivas las redes sociales. Democratizar muchos aspectos como la cultura, por ejemplo. Hace que gente que no puede ver una exposición o una película por lo menos puedan captar su esencia o saber simplemente que está ahí.

En conclusión veo que el mundo moderno está demasiado centrado en esto y, a mi modo de ver, nos lleva a ser banales. Y cada vez más. Los pensamiento tan inmediatos no se si son buenos para la raza humana. Parece que no hay mucha reflexión. Mucha concentración de contenido pero no invita a que las cosas se analicen con una cierta calma.

También son peligrosas porque es fácil sacar algo de contexto. Si haces un tweet un poco ambiguo con algún tema delicado la máquina de hacer mierda puede generar mucho contenido de ello y hacer mucho daño a esa persona.

SIGUE EN PÁGINA 3

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.