Entiendo la responsabilidad que supone una red social para alguien conocido… Pero precisamente también os sirven como plataforma para poder hablar en primera persona sobre cualquier cosa que sea necesario aclarar. Os convertís en medios con tanta o más difusión que otros.

Ya pero es entrar en la confrontación, en la guerra. Eso no me interesa. La gente se destroza y es lamentable. Quizá soy muy mayor… pero el tema de las redes no lo veo nada claro (risas).

Bueno, no creo que sea una cuestión de ser mayor o no. Más de la forma de ser ¿no? Aunque está claro que la gente joven tiene mucho más integrado en su vida el uso de las redes sociales… Pero digo yo que también dependerá de cada uno.

Tengo un par de amigos de veinte años que están metidos de lleno subiendo fotos y compartiendo su vida y me ven como un friki (risas) Se ríen de mi. No saber donde estoy les parece una fricada, que le vamos a hacer (risas) ¡Pues que llamen!

Espero que whatsapp si que uses…

Pues algún lio he tenido por el whatsapp de las narices y a punto he estado de mandarlo a tomar vientos (risas). Estar ahí disponible siempre… Que pesadez. Me resuelve mucho a nivel familiar, sobre todo con la familia de mi mujer que vive fuera,… Pero fuera de eso hay veces que dan ganas de quitarlo también (risas).

Ya que estamos hablando de modernidades y nuevas tecnologías. Cuéntame que te parece el auge de las plataformas digitales de contenido audiovisual. Netflix, HBO, Movistar+…

No se muy bien donde va a acabar pero apunta a que se va a comer todo el pastel. Está claro que el tema digital es más que una realidad y nos afecta en todos los campos. Yo el periódico ya lo leo online. Me gusta. Los domingos si que lo compro en papel porque también me gusta, pero está claro que en el día a día vamos a lo práctico y cómodo.

En cuanto al cine y las plataformas hay una cosa que se perderá que es el evento en sí. El estreno de una película en sala que tienes en la cabeza como algo imborrable. La Guerra de las Galaxias, Los Cazafantasmas… Yo me acuerdo de esos días y les tengo en la memoria. Fueron eventos que esta generación a lo mejor no vive o lo vive de otra manera. Lo que no se muy bien es que pasará con el cine…

Luis-Tosar-MADMENMAG-Septiembre-2018-Vincent-Urbani-1

En mi opinión lo comercial irá a digital y el cine de autor, con un público más cultureta, por llamarlo de alguna manera, tendrá su lugar en el cine de toda la vida. Eso si, habrá menos y más de tipo a la filmoteca… casi museístico. Igual que ha podido pasar con el teatro. La llegada del cine no se lo ha cargado. Hay gente que sigue prefiriendo ir a ver una obra que una película.

Cambiará el concepto de sala. Hay cines alternativos donde se hacen, a parte de proyecciones de películas, actividades relacionadas con el cine. Y por ahí irán los tiros. Un estreno con cineforum con el director, con una expo de arte relacionada con el tema de la película… Otros caminos que ya se están tomando. Pero la manera como conocemos las salas es difícil mantenerla porque no hay negocio suficiente para ello. Las plataformas ya son una realidad y hay que adaptarse queramos o no.

Para los actores está claro que es una oportunidad de trabajo. Más ficción, más papeles. Y además, con la ventaja de que vuestro trabajo se distribuya y vea por todo el mundo… Como punto negativo, supongo que ese aumento de la oferta haya hecho que vuestras condiciones laborales se vean afectadas. No lo se, pero me lo puedo imaginar…

Y se verán más afectadas todavía, eso seguro. Sobretodo porque no tenemos acceso a la difusión. Es parte del negocio. Uno no puede negociar sobre supuestos de difusión si no tiene unos datos a los que atenerse.

SIGUE EN PÁGINA 4