¿Qué podremos ver en esta serie?

Alguien tiene que morir es un drama familiar con tintes de thriller que ocurre en 1954. Con la atmósfera de la España en esa época. La historia habla de una familia que ha mandado a su hijo a México de pequeño, con la familia de la madre, y años más tarde, ya hecho un hombre, regresa a España para reencontrarse con sus padres. Ellos tienen una sorpresa, quieren casarlo con la hija de unos amigos de la familia por temas políticos, pero él llega por la puerta con un amigo bailarín.

Ya promete el tema…

Esto desata todos los conflictos. Al final habla de los prejuicios que tenemos como sociedad y cómo buscamos la aprobación continua de ella. La historia sucede en la España de 1954 pero podría ocurrir en cualquier momento y en cualquier país. Hoy podría suceder en Rusia o Emiratos Árabes…


En esta foto Manolo viste jersey DOCKERS, pantalón LEVI’S y calzado GEOX


alejandro-speitzer-y-manolo-caro-posan-juntos
manolo-caro-y-aljeandro-speitzer-para-madmenmag

Manolo Caro y Alejandro Speitzer. Uno de los protagonistas de Alguien tiene que morir, su primer thriller.

Y en España a día de hoy lamento decirte.

Si, totalmente. Lo más importante es verlo para no repetirlo. Aprender de lo pasado.

Por lo que escucho hay dos constantes característicos de lo que conocemos de tu obra. Núcleo familiar y sus problemas y la reivindicación LGTBIQ+

Fíjate que me da mucha risa porque ayer estaba tomándome unos vinos con un amigo y me preguntaba “¿Pues qué pasó con tu familia que los traes ahí en la cabeza todo el rato?” (risas). Y creo que el cine, la televisión y el teatro que he hecho siempre tienen que ver con cosas que me mueven, me atañen y tienen que ver con quien soy. Estos temas son parte de mí y me gusta levantar la voz por ellos.

Los creadores tenéis la oportunidad de mediante la cultura hablar de lo que os preocupa de la sociedad, es genial tener la oportunidad de hacerlo llegando a tanta gente.

Si, totalmente. Si no tienes un discurso no tiene mucho sentido este trabajo.


Cuando empecé era muy fiestero, muy reventado en esa época (risas). Se me veía mucho en la calle, en las fiestas, rodeado de amigos actores, actrices… El público me conoció así.

MANOLO CARO


Tu perfil como director es muy mediático. Hay otros que están más en la sombra pero, en tu caso, todo lo contrario ¿Surge así o es buscado?

Pues te mentiría si te digo que no le hecho ganas a que las cosas ocurran. No lo he buscado pero se ha ido dando así. Sería incoherente decir “Ay no, no me gusta” porque si me invitan a una fiesta que me apetece, voy, o a una alfombra roja, o a estas fotos mismo. Creo que fue un poco de la mano con mi trabajo. Empezó en México y allí pueden tener esa misma percepción. Cuando empecé era muy fiestero, muy reventado en esa época (risas). Se me veía mucho en la calle, en las fiestas, rodeado de amigos actores, actrices… El público me conoció así.

Sigue leyendo la entrevista con Manolo Caro en la página 3