Sorprende leer un titular así de alguien como Mario Casas, pero eso son los miedos. Sorprendentes, irracionales y el común denominador de todo ser humano. Un actor de éxito también tiene sus tareas pendientes. Y el ser consciente de ellas es, bien por el, síntoma de poder resolverlas pronto.

Mario Casas llega de nuevo a MADMENMAG presentando una película que rompe con todos los papeles que había hecho hasta la fecha. En El practicante, disponible a partir del 16 de Septiembre en NETFLIX, toca de nuevo el género del thriller, esta vez metiéndose de lleno en la piel de un psicópata y mostrándonos un perfil más maduro, inquietante y con una riqueza de matices que cautiva desde el primer segundo.

Mario se ha construido a sí mismo como actor, eso está claro, y según él lo ha hecho a base de “seguir su propia intuición”. ¿Papeles en los que quitarse la camiseta es el reclamo? Siempre que aporten algo y esté justificado, adelante. No hace falta renegar de unos para poder hacer otros más, si quieres llamarlos así, serios.

Lo de querer huir de la imagen de chico guapo y sexy que le acompaña desde sus comienzos en esta profesión no va con él. Mejor aprovecharla para aumentar las posibilidades de hacer trabajos distintos y que le hagan crecer como profesional llegando a todo tipo de públicos. Un tipo listo del que descubrimos, eso sí, una asignatura pendiente: Vencer el miedo escénico al teatro. Leeló tu mismx.

Entrevistamos a Mario Casas. Un amigo viene a vernos.

Vi la película el otro día. Qué maravilla.

Me alegra que te haya gustado, espero que te haya perturbado el personaje. Es un regalo de Carles Torras- el director – haber contado conmigo para hacer un personaje tan alejado de mí. El malo de la peli, podríamos decir, que no estoy tan acostumbrado a interpretar. Contento porque creo que el trabajo está bien y eso para un actor, al menos para mí, es lo más importante.

Cuando te ofrecen un trabajo tan diferente a lo que sueles hacer ¿te da especial respeto?

Todos te lo dan. Echo la mirada atrás y cualquiera de las películas que he hecho tienen su aquel y en todas uno se pone nervioso. Te tiemblan las piernas y te sudan las manos en las primeras lecturas. Soy una persona obsesiva con el trabajo. No me conformo. Quiero superarme y, guste más o menos la película, que la gente que trabaja conmigo vea que me dejo la piel. Lo intento hacer en todos los proyectos.

He leído que en Hogar necesitaste ayuda de un psiquiatra, el tuyo, para preparar el papel ¿Para ésta también?

Si si, además con más motivo. En cuanto se confirmó que el proyecto salía para adelante le llamé y le mandé el guión para que me diera indicaciones y me diera más datos de cómo son estas personas, los psicópatas. Cómo son, qué procesos mentales tienen, qué rasgos tienen… Es importante saber de qué se habla. Tenemos asociados a los psicópatas con la ficción pero al final muchos están sumergidos en la sociedad y muy cerca de nosotros. Un vecino, tu primo, un amigo… Cualquiera puede tener este tipo de trastorno. Hemos intentado ceñirnos a sus patrones y a partir de ahí hemos creado el personaje.


Quiero superarme y, guste más o menos la película, que la gente que trabaja conmigo vea que me dejo la piel. Lo intento hacer en todos los proyectos.


Hogar, El practicante,… Un Mario muy distinto a los inicios ¿Es un cambio buscado?

Al final siempre me he guiado mucho por la intuición. Me ha pasado desde que llegué a Madrid buscándome la vida para dedicarme a esta profesión. Me dicen mucho que parece que ahora me ha dado por el thriller pero no. Simplemente me han ido llegando guiones que me han ido encandilando por los personajes. Tenía ganas de interpretarlos y así ha sido. No se trata de nada consciente, se da así a base de intuición.

Pensaba que estabas un poco cansado de los papeles sin camiseta, por eso te lo preguntaba.

En El practicante también salgo sin camiseta ¿eh? (risas)

(Risas) Bueno, muy poco y muy justificado. Ya sabes a los papeles a los que me refiero.

Al final es que se ha dado así. La gente podrá verla y comentar y analizar lo que quiere ver pero, te digo una cosa, si el próximo proyecto es una comedia y tengo que salir sin camiseta, lo haré. Es algo que se ha ido diciendo pero a estas alturas no me afecta.

De hecho al poco tiempo de la última vez que hablamos salió Instinto. Una serie en la que haces desnudos integrales y el sexo es un protagonista más.

Si, por eso te digo. No me importa. Hombre, lógicamente hablando desde la justificación, como dices. En Instinto para mí lo era. Una serie erótica, que habla de los deseos del ser humano. Lo veía necesario y no me importó. Pero siempre que haya una justificación.


En unas fotos o en una peli uno mismo y a si mismo tampoco va a decir “Joder, que guapo soy”. Uno suele ver siempre las cosas no tan buenas.


Hay veces que los representantes, antes de entrevistar o hacer una o sesión de fotos con alguno de sus actores, me dicen que “quiere huir de la imagen de guapo”. En mi opinión, de eso no se puede huir. Eres guapo y punto. Otra cosa es cómo lo manejes y el uso que hagas de ello.

Claro. De todos modos en unas fotos o en una peli uno mismo y a si mismo tampoco va a decir “Joder, que guapo soy”. Uno suele ver siempre las cosas no tan buenas. Es algo que se trata de cómo te vé la gente y lo que opina, pero a uno mismo es difícil verse así. Hombre, a lo mejor Brad Pitt… (risas) Pero no creo que ni él se vea tan guapo (risas).

Y de todos modos, me parece interesante decirlo, no quiero huir de nada. Como ha pasado con Tres veces tú, no solo no me importa sino que me encanta. Esta vez más mayor, más adulto, pudiendo aportar nuevas cosas y llegando al máximo público posible. Nunca renegaría de cosas así o de un público que consume un determinado tipo de cine. Si hay buenos actores y buenos directores, adelante.

Me alegra que saques este tema porque, en redes sociales, hemos invitado a tus seguidores a que te mandaran tres preguntas y una de las más repetidas es precisamente saber si participarías en la vuelta de series como Los hombres de Paco o El barco. ¿Lo harás?

Si, claro. Los hombres de Paco ya han empezado a grabar. En su día me llamó Luis San Narciso, que fue el que me dio la oportunidad de empezar en esto. Me ofreció estar y enseguida le dije que sí. Por él y por volver a trabajar con mis compañeros. Todavía no he podido porque estaba rodando una serie pero si que haré algo y seguro que va a ser muy emocionante volver a participar en Los hombres de Paco. Será un gusto y un orgullo.


Todavía no he podido porque estaba rodando una serie pero si que haré algo y seguro que va a ser muy emocionante volver a participar en Los hombres de Paco. Será un gusto y un orgullo


Otra pregunta que te hacen es saber si entra en tus planes hacer teatro.

Es algo que tengo pendiente. Los grandes actores siempre hablan de lo que aporta el teatro a nivel profesional y personal, es una experiencia que quiero vivir. Pero se ha dado así. Si que ha habido propuestas y he estado a punto, pero al final por proyectos de cine o televisión no ha habido el momento de subirme a un escenario. Y a lo mejor es una excusa, porque tengo un miedo escénico terrible.


Así es el cambio físico de Mario Casas en El practicante.
¡Haz click en las imágenes para descargarlas!


¿Miedo escénico?

Tengo un miedo escénico terrible con el teatro, esa es la realidad. Me da pavor ponerme delante de la gente. Cuando era pequeño en los talleres de teatro que había en el pueblo me quedé en blanco recitando unos poemas. A lo mejor me quedé ahí, con ese trauma. Me da miedo el teatro, es eso.

Pues ya es hora de romper con eso.

Si, claro. También es que intento ser lo más sincero y fiel a la hora de meterme en un proyecto y me tengo que ver al cien por cien. Si no me siento a tope es difícil que lo haga. Sentirme respaldado, confiar ciegamente en subirme a un escenario. Eso es lo que necesitaría.


Cuando era pequeño en los talleres de teatro que había en el pueblo me quedé en blanco recitando unos poemas. A lo mejor me quedé ahí, con ese trauma. Me da miedo el teatro, es eso.


Seguro que llega pronto, estaré al tanto y lo hablaremos. Otra de las preguntas que nos piden que te hagamos, y que me apetece saber a mí también, es ¿cuál es la mayor locura que has hecho?

Uff… Pues así de pronto… Qué difícil contestar esto. Pero bueno, quizá relacionado con la profesión. En El practicante hay un momento en el que me ponen arnés estando a una altura impresionante. Igual que en Toro, que voy saltando de balcón a balcón. Dentro del trabajo creo que esas cosas son auténticas locuras. Bueno, sin llegar al nivel de Tom Cruise… ¿Has visto las imágenes?

Si si, impresionante.

Eso si que es llevar tu trabajo al límite y amar lo que haces. Y tener una valentía enorme y un par de narices.

¿Cuál sería tu límite para pedir un especialista?

Ninguno.

¿En serio? ¿Si te piden saltar desde El salto del ángel, lo haces?

Totalmente, me tiro. Hombre, confiando en que esté bien preparado y habiendo entrenado para hacerlo. No lo voy a hacer a lo loco. O aprender a saltar desde un avión, brutal. Si lo puedo hacer, teniendo el tiempo para ensayarlo, lo haría. La adrenalina es parte de mi vida, lo disfruto muchísimo y en nuestro trabajo hay mucha. Tom Cruise es quien es porque lo hace él. Se involucra de una manera que tú quieres ver al actor haciéndolo. La película se eleva a otro lugar. Si hiciera acción me gustaría ser un actor como Tom Cruise.

¡No te pierdas a Mario Casas en el papel más inquietante de su carrera! El practicante, disponible en NETFLIX a partir del 16 de Septiembre ¡Brutal!

mario-casas-el-practicante-cartel