¿Vamos que como sigas vas a hacer un biopic de un boxeador?

No, no lo voy a hacer pero me gustaría, la verdad que sí”.

Los actores que han tenido que perder peso para roles, como te ha pasado a ti en uno de tus últimos largometrajes (El fotógrafo de Mauthausen), siempre hablan del tute psicológico que produce el estar sin comer. ¿Esto te ha ayudado a la hora de entender y de trabajar a tu personaje Francisco Boix?

En Bajo la piel del lobo tuve que engordar y para El fotógrafo de Mauthausen tuve que adelgazar unos 14 kilos. Desde luego puedo hablar de momentos depresivos al pasar hambre. Al final el metabolismo está cambiando y la cabeza y el cuerpo no entienden realmente lo que está pasando y esto te lleva a lugares oscuros. La película habla sobre un campo de concentración, así que me venía bien también pasar por sitios que no eran del todo cómodos”.

mario casas entrevista

mario casas entrevista

Mario Casas viste cazadora SCOTCH&SODA / Pantalón ION FIZ / Camiseta MANGO MAN / Pulsera DIOR HOMME

Francisco Boix es una persona real que ha existido, a la hora de prepararte para interpretarlo, entiendo que lo afrontas de manera distinta a cuando preparas un personaje ficticio.

Al final para mí es lo mismo. Lo que hay es más información sobre él. Al mismo tiempo esto te produce cierto miedo, porque hay gente que lo conocía y pueden decir ‘se lo han inventado completamente’ o ‘solo le veo ciertos matices’. Pero es que cuando ruedas una película tienes una hora y media y necesitas concentrar todo en ese tiempo. Es muy complicado y a veces unes muchos personajes para crear uno. Los documentales están para recrear bien quién era el personaje, pero en este caso hay que tomarse unas licencias para poder contar una historia y para que el guión funcione. Yo lo he intentado hacer lo mejor posible. Eso sí, me pusieron orejas de soplillo para parecerme físicamente al personaje. Vamos que de agraciado nada, el físico ahí nada, el depornosexual nada, ahí es totalmente lo contrario y en Bajo la piel del lobo con ochenta y pico kilos, pues tampoco.

SIGUE EN PÁGINA 4

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
DESCUBRE MÁS