El de Maxi Iglesias fue un éxito precoz. Física o química, la serie que catapultó a la fama a toda una generación de jóvenes actores en nuestro país, supuso un antes y un después en su vida que le ha costado, mucho, digerir.

Pero los años pasan y lo que antes rechazabas se convierte en un recuerdo nostálgico al que te abrazas. Síntoma de madurez, como la suya.

Maxi Iglesias estará presente en la próxima edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida para demostrar, si es que hay alguien que necesita que lo haga, que su carrera es una sin prisas y con pasos decididos.

Fotos de Romero de Luque
Entrevista de Manu Bermúdez

Entrevistamos a Maxi Iglesias, un superviviente del éxito adolescente y el fenómeno fan.

maxi-iglesias-actores-mas-guapos
autografo-maxi-iglesias

La última vez que hablamos fue cuando estabas a punto de estrenar El Guardaespaldas ¡Hace mucho tiempo ya!

Pues casi tres años. Mucho, si. Fue una sesión de fotos muy chula en el teatro.

Tienes muchos nuevos proyectos y trabajos, ahora hablamos de ellos, pero me gustaría saber antes de nada como estás viviendo este tiempo tan extraño para todos…

Pues me encantaría poder hacer un balance pero creo que estoy todavía en proceso de asimilación. Y más pensando en lo que puede venir.

Parece que no termina nunca.

Totalmente. Quieres que toda vuelva a la normalidad y que todos los sectores se recuperen cuanto antes pero viendo las noticias…. Madre mía.


Me encantaría poder hacer un balance pero creo que estoy todavía en proceso de asimilación. Y más pensando en lo que puede venir.


¿Cómo has llevado el confinamiento a nivel personal?

Pues si no fuera por el horror que veías en las noticias, con todos los fallecidos, el cierre de negocios… Ha sido tremendo. Personalmente lo he llevado bien, para mí parar no ha estado mal. He estado tranquilo y he aprovechado para hacer las cosas que tenía pendiente. No me he aburrido, la verdad.

¿A que has dedicado el tiempo?

Pues a leer mucho y a ver cosas que tenía pendientes. Las típicas cosas que vas dejando y que se te acumulan y que ha resultado el momento perfecto para solucionar. También he entrenado algún día con uno de mis mejores amigos, que es entrenador personal, por video llamada.

¿A nivel profesional te ha afectado? ¿Algún proyecto se ha paralizado?

La verdad que no he perdido ningún trabajo. Teníamos el rodaje de la segunda temporada de Valeria, que por eso me volví de Argentina en marzo, y ese se ha pospuesto. Pero no se ha cancelado nada ni me ha afectado gravemente.

Venías de un año movidito. Valeria, una serie de comedia romántica en Netflix, Desaparecidos en Amazon Prime… Y sé que enseguida estrenas Penélope en el Festival de Teatro Clásico de Mérida. Proyectos para públicos muy diversos y con registros completamente diferentes ¿Un lujazo, no?

Pues si. Por ese lado ha sido muy buen año. Por el crecimiento y aprendizaje que te da el encarar proyectos tan distintos. Me he enfrentado a ellos en situaciones y momentos de vida muy distintos y yo como experiencia personal me quedo con eso. En los momentos en los que me han llegado, como estaba y como he estado durante el proceso de rodaje.

Valeria ha sido un poquito volver a tomar contacto con el público adolescente ¿Qué tal la vuelta al encuentro con el fenómeno fan?

Pues sí, también ha llegado a gente más adulta pero en general es cierto que el público es muy joven. La verdad que lo he llevado bien, he tenido la suerte de tener un público que me ha acompañado durante todos estos años y con Valeria había un comentario generalizado, que no me importa decirlo abiertamente, y es que mucha gente no me había vuelto a ver desde Física o química. De repente era ver comentarios del tipo a “Cómo ha crecido…”, “Pensaba que solo me gustaba de adolescente pero…” (risas). No sé si la gente se piensa que me quedé en los diecinueve años. Te lo juro que era de coña.

los-hombres-mas-elegantes-de-españa

No me importa decirlo abiertamente, mucha gente no me había vuelto a ver desde Física o química.


He sentido como en Toy Story, cuando reniegas de los juguetes que en su momento te dieron felicidad. Pasas por una fase de negación pero a los treinta, desde la melancolía, les vuelves a coger cariño. Es lo que he vivido con Valeria. Con Física o química el tema reventó, después reniegas de haber hecho una serie adolescente e intentas alejarte de ese cliché, pero visto con perspectiva te das cuenta de lo que disfrutaste haciéndola.

Hay un precio muy alto que he pagado y por el que tienes que pasar al hacer algo con tanto éxito siendo tan joven. Salir de ahí es complicado. No tengo prisa pero da que pensar… Haces una serie como policía, otra en la que eres arquitecto… Y te das cuenta de que tu también estas en ese entorno vital. Ya tengo casi treinta años y estoy en otra etapa, eso creo que se traduce en la pantalla.

A mi representante siempre se lo digo. No tengamos prisa. Ya llegarán esos papeles de adulto, esto también quiero saborearlo y hay mucho que contar en esta edad. Tienes por un lado más responsabilidades familiares, sociales, laborales… Pero todavía no hay certeza de qué va a pasar. Para mí es la conversación más repetida con la gente de mi edad. Y ahora, con los personajes que estoy haciendo, tengo la oportunidad de contar eso mismo que estoy viviendo, y me parece muy bonito. Me siento satisfecho de poder ir contando las cosas parejas a mi edad y a mí y mi entorno.


Hay un precio muy alto que he pagado y por el que tienes que pasar al hacer algo con tanto éxito siendo tan joven. Salir de ahí es complicado.


Te entiendo perfectamente, te das cuenta de que esto no es broma. Creces y la vida se ve de otra manera. ¿Hay algo que creas que deberías tener en este momento y no haya llegado todavía?

En mi caso, en algunas cosas, he ido adelantado respecto a lo que se supone para alguien de mi edad. En la profesión, y te cuento una anécdota del otro día en una lectura de guión, pusimos en común nuestras edades y cuando dije que tenía veintinueve años la gente alucinó. Pensaban que era mucho mayor.

Al llevar tantos años trabajando supongo que es normal.

Eso es. Y sobre todo que llevo años trabajando y he tenido el mayor éxito de mi vida cuando ni siquiera había empezado a vivirla. ¿Cómo gestionas eso? Normalmente nos prepararnos para que nos llegue la oportunidad a los veintitantos. Estudias una carrera, tienes tu primer trabajo… Y, con suerte, tienes éxito en tu profesión a partir de esa edad. Hay mucha gente que llega a ese éxito mucho más tarde o, incluso, tengo compañeros a los que todavía no les ha llegado.


Maxi-Iglesias-MADMENMAG-cabecera-post-web

¿Te acuerdas de la última vez que hablamos con Maxi Iglesias? Si quieres volver a verlo, o no pudiste hacerlo en su momento ¡Aquí tienes la entrevista!


maxi-iglesias-fotos

He tenido el mayor éxito de mi vida cuando ni siquiera había empezado a vivirla. ¿Cómo gestionas eso?


¿Has notado alguna vez cierto tono despectivo, envidia o alguna exigencia extra por tener ese éxito tan joven?

Cuando me dicen algo así he aprendido que todos tenemos tantos conflictos que no me lo puedo tomar como algo personal. Antes no lo gestionaba tan bien pero con el tiempo es algo que he aprendido y asimilado. La gente con ese discurso vuelca en ti sus miedos, frustraciones… Sin tener nada que ver conmigo, solo lo que ellos sienten por dentro.

Lo de hacer una obra de teatro clásica en un festival como el de Mérida da a entender que la profesión te tiene muy bien considerado y que te has ganado su respeto.

Es una responsabilidad muy grande y muy chula. Impone y da mucho respeto, la verdad. Es la segunda vez que piso las tablas de Mérida pero con el mismo e incluso más respeto que la primera. Es salir a sentir una energía de tres mil butacas muy fuerte.

¿Cómo se plantea el festival teniendo en cuenta la situación actual?

Pues con todas las medidas de seguridad necesarias. Creo que lo están haciendo muy bien y el otro día la directora de la obra nos dijo que la venta de entradas va genial. Hay muchas ganas. También puede ser que al ser al aire libre genere más tranquilidad. Y también hay un público muy fiel, gente que va cada año para disfrutar de lo que se hace en ese sitio tan mágico.

Pues espero que tu también lo disfrutes mucho y que no tardemos tanto en volver a charlar. Seguro que vienen muchos motivos para poder hacerlo muy pronto.

Igualmente, un placer siempre. ¡Hasta pronto!

¿Te ha gustado nuestra entrevista con Maxi Iglesias? No te pierdas la que acabamos de publicar con Aitor Luna junto a un editorial de moda masculina de verano ¡Te encantará!

moda-masculina-verano-2020moda-masculina-verano-2020

¿Ya has decidido donde viajarás este verano? Tenemos ideas, muy molonas, para los indecisos en nuestra sección de viajes ¡Corre a verlas!

surfista-en-playa-de-somo