Mercedes Milá se estrena encima. A partir de mañana, en Movistar+, estará disponible la tercera temporada de Scott y Milá. Un programa en el que Scott, un Schnauzer con programa propio, saca a pasear a Mercedes y la lleva a todo tipo de lugares para conocer a personas dignas de escuchar. Temáticas actuales, controvertidas… Mercedes Milá en estado puro. La tercera temporada de Scott y Milá arranca, además, abordando la sexualidad masculina y la influencia del porno en nuestra manera de relacionarnos a nivel sexual. Falocentrismo, machismo, cosificación de la mujer… Uno de esos temas a los que debemos prestar atención, sobre todo, de cara a una sana educación sexual de los más jóvenes.

De paso hablamos con Mercedes Milá, una de las comunicadoras más veteranas y respetadas de nuestro país, de la digitalización y las nuevas formas de comunicar con la irrupción de nuevos prescriptores y plataformas. ¿Quieres leer nuestra entrevista con Mercedes Milá? ¡Aquí la tienes!

Fotografías Juanlu Real / Movistar+
Entrevista Manu Bermúdez


M E R C E D E S M I L Á


mercedes-mila

Entrevistamos a Mercedes Milá ¡Bienvenida a MADMENMAG!

¿Qué tal estás?

Muy bien, buenos días ¿y tú?

Yo encantado. Entrevistando a La Milá ¿Cómo voy a estar?

Y yo contestando al Bermúdez (risas).

¿Qué tal esto de ser entrevistada después de tantos años haciendo tú las preguntas?

A mí me gusta. Me gusta mucho. Primero porque ya sé más o menos cómo va, y segundo porque siempre aprendo.

¿Qué se aprende?

Formas de preguntar, enfoques… Cómo lo hace el otro.

Hay poca gente de tu generación que esté tan abierta a descubrir nuevas formas de comunicar. De hecho me gustaría hablar contigo de esto. Con el recorrido que tienes ¿Cómo ves o vives las nuevas formas de comunicar? La digitalización, los influencers como prescriptores con, muchas veces, más audiencia que medios tradicionales…

Dices que soy una persona curiosa y es verdad, lo soy. Y eso me ha hecho estar muy al tanto de esas nuevas maneras de preguntar y de opinar. Soy muy respetuosa con las redes, por ejemplo, entendiendo que hay muchas cosas feas en ellas. Pero esas ni las miro. Twitter ni lo tengo ni lo necesito, por ejemplo. Tengo Instagram y con eso me basta y me sobra. El resto de temas, maneras de hablar o llegar a la gente, sea un influencer o cualquier plataforma digital, siempre las escucho con atención. No quiere decir que las vaya a usar siempre, pero si las escucho con atención. Recuerdo que cuando estaba haciendo Gran Hermano empecé a leer blogs de Estados Unidos, que aquí ni existían, y me fascinó esa posibilidad. Que una persona pudiera escribir lo que le diera la gana en un blog y que los demás, sin pagar nada, pudieran ir a leerlo. Eso fue lo que hizo que en Gran Hermano estuviéramos siempre muy al tanto de lo que decían las redes. Quiero decir con esto que soy muy respetuosa y curiosa con las nuevas formas de comunicar y que ninguna me parece mala como fórmula. Hay radios que me parecen repugnantes. No las escucharía nunca pero las respeto. Y es una radio, un medio tradicional y muy antiguo. O periódicos que no leo ni compro pero me parece importante que existan.

Ahora estás en Movistar +, una plataforma digital. La digitalización en sí…¿Qué crees que aporta y resta al periodismo tradicional y al consumidor?

A los profesionales nos vuelve un poco locos porque nos obliga a estar en continuo reciclaje. Y luego elimina puestos de trabajo, que eso es dramático. Pero para el público es extraordinario. La decisión de qué ve y cuándo lo ve la tiene él y nadie más que él. Eso me parece que es muy importante. En cuanto a las plataformas, igual, tengo la sensación de que han aportado a nuestra vida muchas posibilidades y eso, para mí, es bueno. Sobre todo hay una cosa que me gustaría decir por encima de todo. No es que sea bueno o malo. Es que es. Es una realidad. Ante esa realidad puedes ponerte de lado o de cara aprovechando sus posibilidades. Yo estoy en esas. En sacar el lado bueno y no perder tiempo en protestar.

Hablemos de Scott y Milá que, tengo que decírtelo, es uno de mis programas preferidos. Hay un episodio, el de Curso del 68, que me encanta. En paralelo a la trama del programa se narra el comienzo del avance del coronavirus en Europa. Cuando se emitió en abril del año pasado, durante el confinamiento, me emocionó verlo.

Ese capítulo estará grabado en mi corazón siempre. Además de tener en el programa a mis compañeras del colegio, que eso ya era muy especial, todo el equipo vivimos una aventura única. Se nos iban cerrando los bares, los aeropuertos, las carreteras… Todo se iba cerrando mientras nosotros seguíamos grabando. Al final conseguimos hacer un programa muy emocionante.

Cuando lo vi pensé “Al final Mercedes está viviendo su propio realitie sin querer”.

Realmente era así (risas). Había que tomar decisiones sobre la marcha. María Ruiz, la productora, estaba todo el día agotada mirando para dónde íbamos. El guion se hacía sobre la marcha, como en un realitie. Decidiendo en el momento y grabando cada decisión que tomabas. Según esa decisión el guión iba para un lado o para otro. Fue apasionante.

Te persiguen los realities.

Bueno, me fascinan. El realitie si me persigue no me importa nada, soy muy defensora de ese formato. La base en sí, lo que fue Gran Hermano, para mí es gloriosa.

En el programa tratas temas controvertidos y parecen muy elegidos por ti, muy personales ¿Hay algún tema que hayáis considerado demasiado delicado como para tocarlo? ¿O que hayas propuesto tocar y te hayan parado?

No lo recuerdo en este momento. De todos modos Scott y Milá no es producto de lo que a mí me interesa ¿eh? Lo que a mí me interesa es un poco la guía del programa, pero es producto de un equipo, que somos poquitos, en el que todos tomamos decisiones. El primer episodio de esta tercera temporada, por ejemplo, trata la sexualidad masculina. Y este tema nos lo pidieron los espectadores. Está hecho por su petición así que ellos son los que han escogido. Otros temas son propuestos por mí, claro, como el de la educación.

He podido ver ese primer episodio, el de la sexualidad masculina, y me parecieron fascinantes los perfiles de las personas con las que hablas. Un ex actor porno gurú del sexo tántrico, un youtuber faloculturista…. ¿De dónde los sacas?

Impresionante. El chico de los talleres tántricos, por ejemplo, es un personaje muy interesante.

En el programa habláis de cómo la sexualidad masculina está muy condicionada por el porno. Con tantos millones de personas consumiéndolo y cada vez más jóvenes.

El gran problema actual de la sexualidad, y esto lo dicen todos los expertos, es que el modelo está en la pornografía. Es un drama para las mujeres y para los hombres. Para vosotros porque lo que necesitáis es tenerla enorme. Y para las mujeres porque somos totalmente cosificadas. Imagínate si las mujeres tenemos que seguir la pauta de lo que se ve en la pornografía. Lo que produce es violaciones, impotencia, daño… Lo produce todo. La pornografía no debe ser un modelo a seguir. En el programa se dice que hasta niños de once años están viendo pornografía…. Me quedé tan impresionada con eso… No sé qué se puede hacer para pararlo. No sé si hay gente preparada para evitar que la pornografía llegue a todo el mundo, pero hace tanto daño…

mercedes-mila-entrevista-madmenmag

Imagínate si las mujeres tenemos que seguir la pauta de lo que se ve en la pornografía. Lo que produce es violaciones, impotencia, daño… Lo produce todo. La pornografía no debe ser un modelo a seguir.


La gente más joven tiene acceso a mucho contenido, entre todos ellos el porno, en la palma de la mano. Un móvil y listos. Eso no lo hemos tenido ninguna otra generación durante la adolescencia o incluso pubertad y pre pubertad.

Ante eso hay que generar defensas. Esto es como con la pandemia. ¿Cómo se vacuna contra eso? Es muy difícil y me parece un tema muy interesante. La única manera es educar, en libertad por supuesto, para saberte defender.

¿Crees que hay gente adulta que tenga suficiente experiencia y conocimiento del tema como para educar a los que llegan? Es que, en mi opinión, es el gran problema. No lo hemos vivido nadie ¿Cómo se aborda sin esa experiencia?

No tenemos herramientas, es así.

¿Cómo se les explica si estamos enganchados permanentemente al teléfono móvil?

Ahí está. El crédito se consigue con un ejemplo que sirva. Más que las palabras son las acciones las que educan. Eso se lo tiene que plantear cada uno a su nivel. Yo, con mi experiencia con mis sobrinos, tengo claro que hay campos que están perdidos. Hay momentos en los que estarán haciendo cosas que yo ni me entero. Pero lo que también sé es que me hacen caso, que tengo cierto crédito en lo que digo. No pretendo molestarles ni decirles lo que tienen que hacer. Simplemente les digo lo que puede pasar.

No te pierdas el estreno de la tercera temporada de Scott y Milá. ¡A partir de mañana disponible en Movistar+!

scott-y-mila-cartel-tercera-temporada-movistar-plus

SUSCRÍBETE

Todas nuestras novedades GRATIS en tu email ¡Suscríbete a las tendencias!