Tras pasar por la televisiva academia de Operación Triunfo, empezó su carrera en solitario con “Otras alas”. Ahora, con las ideas claras y bien acompañada, presenta EP2, el segundo disco de su carrera. Un trabajo en el que, en sus propias palabras, se desnuda para mostrarse tal y como es.

Natalia Lacunza es ya una de las integrantes del grupo de artistas españoles dispuestos a renovar el concepto de “musica comercial”. Cada tema que saca, sea en solitario o en colaboración con otro artista, va directo a nuestra lista de preferidos en Spotify.

Producciones exquisitas donde las bases digitales toman el mando se mezclan con temas desnudos en los que guitarra y voz son los únicos protagonistas.

Hablamos con ella el día en el que lanza su segundo disco, EP2, para conocer mejor a una de las nuevas promesas de la música en España. ¿Te lo vas a perder?

Natalia Lacunza para MADMENMAG

natalia-lacunza-entrevista

Ya tenía ganas de hablar contigo, enhorabuena por todo.

Muchas gracias, un placer igualmente.

Me gustaría empezar sabiendo cómo surgió en tí la vocación musical.

Siempre he estado muy unida a la música desde que nací. En mi familia, sobre todo por parte de padre, son casi todos músicos o profesionales o por afición. Me han enseñado muchos tipos de música desde pequeña y he crecido con mucha libertad musical. Mucha parte de mi tiempo y de mi energía lo he dedicado a la música, a la danza… Con ocho años hacía teatro musical, hasta los dieciocho. Y también trabajé como coreógrafa y ayudante de producción de escena en varias producciones de Ópera de Cámara de Navarra. Y a la vez, desde muy pequeña, empecé a tocar la guitarra. Les hice una canción a mis tios por su boda (risas). Poco a poco, pero siempre ha estado ahí.

¿Qué música recuerdas escuchar de pequeña?

Queen, Carla Brunni, Maná, Andrés Calamaro, muchísima música clásica…

¿Hay alguna canción que recuerdes que te gustara especialmente?

Hay un montón, pero es verdad que tengo recuerdos muy bonitos escuchando a Charles Azanavour. Todo su repertorio es increíble, cualquiera de ellas.

Sigue leyendo la entrevista con Natalia Lacunza en la siguiente página