El recientemente renovado comedor de Alberto Alcocer ha diseñado su primer menú degustación para el verano; una propuesta que incluye los platos más novedosos de Antonio del Álamo y los mejores productos de estación

Considerado un clásico de las comidas de negocios en la capital, Aldaba inició el año con una renovación total de su decoración –de la mano de Isabel López Villalta-, de su equipo –con Antonio del Álamo a los fogones y Javier Gila al cargo de la bodega- y, en general, de su posicionamiento con una clara apertura a las nuevas tendencias y al público más cosmopolita. Ahora, el buen tiempo ha animado al local a diseñar su primer menú degustación para las noches estivales. Una propuesta que recoge las creaciones más representativas de esa “cocina tradicional abierta al mundo” que esgrime su chef y que marca el camino buscado en esta nueva etapa: convertirse en restaurante de referencia de la noche madrileña.

El menú incluye aperitivos de la casa, un entrante a elegir de entre cuatro opciones, un segundo a decidir entre otras cuatro y un postre, a escoger del carro de tartas y repostería elaboradas en el obrador del propio restaurante. Para abrir boca se ofrecen propuestas de lo más refrescantes como salmorejo con jamón ibérico de bellota y huevo cocido de corral, burrata con tomate raf y vinagreta de frutos secos o verduras braseadas y asadas con lascas de Idiazábal y piñón tostado, además de un impecable arroz meloso de secreto ibérico, verduras y setas de estación.Platos que representan la apuesta de Aldaba por la primacía del sabor más genuino de las mejores materias primas y el sentido estético del chef.

En los principales hay opciones de mar y de campo, todas ellas fieles reflejos de la personalidad creativa de su autor: un cocinero viajado, formado en la cocina clásica Cuenllas, Zalacaín, Dominus o El Bodegón y con experiencia también en restaurantes de vanguardia como elBulli o Akelarre. Bonito del Norte con verdura asada y salsa de mostaza y tomate seco, merluza a la romana con pimiento rojo asado, secreto Ibérico de bellota a laplancha con terrina de patata y panceta y costillar de cordero lechal con jugo de su asado y patata confitada son las propuestas. Recetas que se basan en la elaboración tradicional y en productos en plena temporada (como el bonito del Norte) pero interpretadas en clave actual. Esto es, con presentaciones ligeras, contemporáneas y un punto lúdicas en las que no faltan algunos guiños de corte internacional -sobre todo en los aliños- que marcan el sabor y definen el estilo diferencial de Antonio del Álamo.

www.restaurantealdaba.es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.