¿Con quién no has trabajado todavía que tengas la espinita?

Pues con mogollón de gente… No he trabajado nunca con Javier Cámara, ni con Raúl Arévalo. Incluso con los que he trabajado como director me gustaría trabajar con ellos como actor. Por ejemplo, he dirigido a Candela Peña pero me encantaría actuar con ella. Y así mucha gente.

¿Hay mucha diferencia en tu relación con compañeros cuando estás en el rol de director? ¿O no te afecta?

Creo que yo no cambio mucho. Hombre, te cambia el modo. Si estoy actuando estoy a lo que me diga el director y, por mucho que tenga ideas de cómo lo haría, me lo callo. O lo sugiero y si lo quieren lo quieren y si no, no. Y cuando estoy de director estoy un poco de compañero. Como conozco bien el trabajo de la interpretación intento ayudarles desde ahí, como compañero. Pero no, creo que no cambio mucho… No sé, como no me veo a mi mismo, no sé que decirte (risas). Te reconozco que es un poco raro a veces. Con Inma Cuesta, por ejemplo. Dirigirla en Arde Madrid y actuar con ella a la vez fue un poco raro…

Es un poco el mood Ana Obregón. Productora, directora y protagonista.

Exactamente (risas), eso es. Bueno, tú dices Ana Obregón porque son tus referentes (risas). También lo hace Will Smith.

Una vez que has probado la dirección ¿Te es más difícil actuar sin dirigir? Esto es un poco el síndrome del freelance. Una vez que empiezas a trabajar para ti mismo te cuesta más aceptar ordenes de otros.

Sí que me cuesta. Y lo hago en lo que me dejan (risas). En los últimos trabajos por ejemplo he aportado ideas y me han escuchado. Al final lo hago como colega que sabe lo que es dirigir y lo que es estar ahí. Dudar de cosas… Siempre está bien que alguien te ayude y te aporte ideas. Pero mi lema es aportar la idea solo una vez y si veo que no gusta pues ya está, me quedo calladito. Propongo pero no insisto. Me parece que callarme una idea que me parece buena es de tío mierda, si es para ayudar a la peli lo digo. Otra cosa es que el director, que es su película, lo vea o no lo vea. Y como director agradezco que los actores aporten ideas así que cuando actúo, si las tengo, lo hago.

paco-leon-fotos

Mi lema es aportar la idea solo una vez y si veo que no gusta pues ya está, me quedo calladito. Propongo pero no insisto.


Debe ser cuestión de dar con un director que esté en tu rollo, con la mente abierta y poco ego ¿no?

No lo sé, una buena idea es una buena idea. Da igual quién la tenga. El cine es un trabajo tan colectivo… El peluquero puede tener la clave de todo. A veces por las prisas esa apertura es difícil de tener, pero es conveniente porque enriquece el trabajo y puede hacerlo muchísimo mejor.

¿Cómo llevas el ser un tío sin filtros en una profesión donde mantener el tipo es tan importante? ¿Es fácil?

Sí, referente a la prensa es complicado. Hay que tener cuidado, desde luego.

Bueno, me refiero a la prensa y a la profesión. Victoria Abril y la polémica que ha surgido con sus ideas negacionistas, por ejemplo. Parece que por ser una actriz reconocida no puede expresar lo que piensa para evitar un tsunami en su contra ¿Me entiendes? Otra cosa es que estés de acuerdo o no con ella, pero creo que la libertad de expresión no podemos coartarla.

La responsabilidad que tiene un actor con sus declaraciones no es la misma que tiene un político. No se pueden medir igual. Si el discurso anti vacunas lo dice el Ministro, que lo echen. Pero si lo dice una actriz puedes estar de acuerdo o no, pero ya está. No creo que deba tener repercusión más allá de eso. Se lía parda, hay que tener cuidado.

paco-leon-icono-de-moda-masculina

La responsabilidad que tiene actor con sus declaraciones no es la misma que tiene un político. No se pueden medir igual.


Sigue leyendo la entrevista con Paco León en la página 3

SUSCRÍBETE

Todas nuestras novedades GRATIS en tu email ¡Suscríbete a las tendencias!