¿Aceptaste este personaje porque era muy diferente a los anteriores?

Yo trato de que no sea el mismo personaje, o ver si, como actor, existe la posibilidad de hacerlo diferente. Pero es algo personal. Que te digan que es un bombero, eso ya está muy bien porque sabes que te va a exigir muchísimo. Para empezar, disciplina y una transformación, ya no solo física, también en cuanto a habilidades, porque estuvimos varias semanas en un cuartel de bomberos real donde nos enseñaron los básicos de cómo cargar, cómo apagar un incendio, qué tipos de fuego hay… Ya con eso yo me he dado por bien servido, porque es información importante que puede salvar muchas vidas.

La verdad es que la mayoría no sabemos qué hacer ante una emergencia.

Hay muchísimas cosas que podrían salvar vidas que no sabemos. A nosotros nos prepararon mucho en ese sentido y esa fue la razón número uno por la cual dije que sí. Este personaje y este proyecto fueron un regalo del universo. También porque, para empezar, desde que sales del armario y abres tu parte personal es complicado, porque te empiezan a encasillar en cierto tipo de personajes.

El encasillamiento es el peor enemigo de muchos actores.

Te voy a ser muy honesto. Cuando me quedé en ‘Quién mató a Sara’, era un personaje gay, pero leí la historia y fue eso lo que me atrapó. Me dije: “Bueno, ahí hay una visibilidad de una historia bonita que quiero contar”, pero me preocupaba agarrarme ahí, después, además, de haber salido del armario en mi vida personal, si empiezo a hacerlo en mi vida profesional, se me van a venir una tras otra y de ahí no voy a salir. Y no tiene nada de malo, no es un problema, lo volvería a hacer y me encantaría seguir representando personajes que sean parte de la comunidad LGBTIQ+, pero soy actor y también tengo ganas de hacer cosas diferentes y de hacer algo que me rete.

los actores mas guapos de mexico
polo morin desnudo actor mexicano

Y Julián ha sido un reto.

Lo que me gusta de Julián, que es un personaje que te cae muy gordo al principio y luego te vas dando cuenta de que ha tenido muchísimas batallas, que ha sufrido. Es una persona que va con una herida abierta por la vida. Si tú lo abrazas te va a manchar y va a sangrar sobre quien se le ponga enfrente. Y creo que esto nos pasa muy seguido en la sociedad y que hay mucha gente como Julián. Y, o eres como él y estás viviendo eso, o estás del otro lado y no has tenido empatía. Uno no sabe las batallas que puede estar peleando la persona que tiene enfrente. Por eso, me gustaría que el mensaje que se transmita sea el de no juzgar un libro por la portada. Eso es lo que se trató de hacer y me ayudó mucho el equipo. Mi objetivo en mi carrera nunca ha sido ser famoso, yo quiero dejar una huella en la sociedad. Y bueno, me dieron chance y estuvo padrísimo.

Ahora quizá no juzgamos por la fachada, pero sí por el muro de Instagram. Y tú ahí tienes dos millones de seguidores.

Tener una voz que sea escuchada es un privilegio enorme que no todo el mundo tiene. Pero yo trato de captar la responsabilidad que supone, porque al final de cuentas, diga lo que diga, va a tener una repercusión en muchas personas. Trato de ser muy transparente y el mensaje que me gusta transmitir es que tampoco tienes que ser perfecto. Hay una oleada ahorita de influencers y creadores muy jóvenes que no me gusta el mensaje que transmiten a la sociedad. Y creo que también tenemos que empezar a ser más responsables en cuanto a quién le estamos dando esa voz. Hay una oleada de voceros, no malos, simplemente irresponsables. La ignorancia solo se puede combatir con educación y a fin de cuentas tú está siendo parte de esa educación, le estás dando un mensaje a los demás.

Así como quien no quiere la cosa, llevas 11 años encadenando trabajos.

Esto siempre va acompañado de suerte. Es estar preparado para que cuando llegue la oportunidad, agarrarla. Tengo muchos amigos que son talentosos, que trabajan mucho y no les ha llegado todavía. Y yo siempre les digo que va a llegar, pero es verdad que necesitas que alguien te la dé. Yo estoy muy agradecido, creo que he sabido, sobre todo últimamente, escoger bien mis proyectos. Y voy a procurar seguir por ahí.

¿Hay algo que, echando la vista atrás, hubieras querido hacer o que hubieras cambiado?

A lo mejor agarrar el valor de empezar a escoger mis proyectos. Eso me costó trabajo. Hay por ahí dos o tres proyectos que hice que ni quería hacer ni me llamaban la atención, pero tenía cierto miedo. Esta carrera es tan volátil que te puede ir bien un momento y a los tres minutos no ser nadie y no tener trabajo. Y me ofrecían algo, lo agarraba. No me tomaba el tiempo de decir: “Esto no me interesa”. Hasta una experiencia bastante homofóbica que tuve, en la que un productor ejecutivo me dijo: “Te quiero para el protagónico, pero como la gente ya sabe que no te gustan las mujeres, no te lo puedo dar”. Y yo soy actor al fin y al cabo. Fue una experiencia bastante desagradable. Ahí me senté y me dije: “Lo estoy haciendo fatal, tengo que aprender a demostrar que soy actor si yo quiero llegar con un productor y decirle que soy actor y que a mí me contratan por mi trabajo, no por quien sea”. Ahí empecé a escoger mis personajes. Me hubiera gustado empezar antes, pero estamos a tiempo todavía, así que lo seguiré haciendo.

1 2