A estas alturas del año todos tenemos la cabeza puesta en las deseadas vacaciones de verano y tú, lo sabemos, no eres una excepción. Ya no falta nada para coger carretera y lanzarte a disfrutar de esos merecidos días de desconexión ¡Ánimo! Ahora, lo único que tienes que tener en cuenta es ser previsor y preparar tu vehículo con estas recomendaciones que harán que tengas la certeza de que llegaras, sano y salvo, a tu destino.

Hacer kilómetros no solo te cansa a ti. Tu coche (que poco piensas en el a veces) necesita estar en condiciones óptimas para que todo vaya, nunca mejor dicho, sobre ruedas. Siguiendo estos consejos básicos estarás cumpliendo aquello de “hombre previsor, vale por dos”.

Frenos

Comprobar el estado de los discos y las pastillas es una tarea sencilla que puede sacarte de un buen apuro. Si escuchas ruidos o chirridos, tienes que hacer más fuerza de la habitual o se hunde en exceso al pisarlo… Es hora de pasar por el taller para revisar su buen estado. Hoy en día la mayor parte de modelos cuentan con la ayuda de los testigos (que haríamos sin ellos), hazles caso siempre.

Nivel de aceite

Revisa la fecha del último cambio. Luego comprueba el nivel de aceite, en frío y con el coche nivelado.

Otros líquidos

Comprueba los niveles del líquido de frenos, limpiaparabrisas, agua, líquido de dirección y de refrigeración.

Luces

Son esenciales en la conducción, sobre todo, de noche. Una vez que conoces las luces de tu vehículo, debes comprobar, además de que funcionan correctamente, los faros deben estar limpios y a la altura correcta. Hay que vigilar que se dispone de luces de recambio y de las herramientas necesarias para sustituirlas si fuera preciso.

Dirección y suspensión
Los amortiguadores son muy importantes y forman parte del llamado triángulo de seguridad (junto a neumáticos y frenos). Comprueba que los amortiguadores están en buen estado

Neumáticos

No por ser los últimos en ser mencionados son los menos importantes. En absoluto. Unos neumáticos adecuados y preparados para rodar son clave en la seguridad vial y para garantizar una larga vida a tu vehículo. Hay muchas circunstancias que afectan a la vida del neumático como la temperatura, el mantenimiento, las condiciones de almacenamiento y uso, la carga, la velocidad, la presión así como el estilo de conducción. Todas ellas afectarán en gran medida a la vida útil que se puede esperar de un neumático. Un consejo… ¡el mejor momento para cambiarlos es ahora! Vienen meses de buen tiempo en los que van a tener más trabajo del habitual es estar bien equipado es fundamental. Una de nuestras firmas favoritas, Cooper, lanza ahora su Compromiso Cooper, un momento ideal para testear la calidad de sus productos. Incluyen la mejor garantía del mercado y ahora lo demuestran ofreciendo una garantía de 30 días o 1000 kilómetros con posibilidad de cambio y una cobertura de garantía por daños accidentales de 48000 kilómetros.

¡Ya estás preparado para disfrutar de tus vacaciones con todas las garantías!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.