A punto de lanzar una colaboración internacional y con un nuevo single recién estrenado. Smalltown boy supone, de entrada, un homenaje a las canciones con las que empezó a amar la música y, además, una reivindicación de los derechos que todavía quedan por conquistar en la comunidad LGTBIQ+.

Ricky Merino llega a MADMENMAG con las ideas claras. Sabe que la musical es una carrera complicada y, en su opinión, cuenta con trabas para convertirse en un artista de éxito en las listas de reproducciones y ventas. ¿Dos de ellas? Su orientación sexual y hacer televisión. En España, según nos cuenta, un artista gay parece que solo puede ser escuchado por el colectivo LGTBIQ+. Y respecto a la tele, cuesta que te tomen en serio si eres un artista multidisciplinar.

Aunque nos resistimos a pensar que esto pueda ser cierto, desde luego la sola idea es aterradora, Ricky Merino dice vivirlo en su piel cada día. Tanto por parte del público como de la propia industria. Pero, menos mal, sus ganas de seguir en la música no le permiten abandonarla, lo ama demasiado y no va a dejar de intentarlo por muy difícil que pueda ser.

Teníamos ganas de charlar con Ricky Merino, y Smalltown boy lo ha hecho posible. ¿Quieres leer nuestra conversación completa? ¡Aquí la tienes!

ricky-merino-fotos

¿Porqué decides versionar este tema?

Nunca me había planteado lo de versionar, siempre he publicado temas de mi autoría. Pero en este caso es una canción que me ha acompañado mucho en mi vida. Estoy muy influenciado por la música que escuchaban mis hermanas cuando era pequeño y esta canción siempre sonó en casa. Y me siento muy identificado con la letra y la historia que cuenta. Un chico que tiene que salir de su ciudad para encontrarse a sí mismo debido a su orientación sexual. Durante el confinamiento he recuperado playlists de canciones que escuchaba y Smalltown boy ha sido una de ellas. Y el mensaje sigue siendo necesario. Una chica de diecisiete años se ha quitado la vida en Galicia por el bulling que sufrió al ser bisexual. Y, joder, la música también tiene que cumplir una función social.

Lo del mensaje, lo comparto al 100%. Por lástima sigue siendo necesario reivindicar los derechos LGTBIQ+ y siempre es loable que desde vuestra posición lo hagáis. Te iba a preguntar por el estilo, parece que los sonidos noventeros están empezando a pegar fuerte pero nos resistimos. Siguen dominando el reguetón, el urban y el trap. Se agradece escuchar cosas diferentes.

Exactamente, fuera si que se nota una nostalgia a sonidos anteriores. No se está recuperando el sonido de forma fiel, porque tecnológicamente la música ha evolucionado, pero si se recupera la esencia con un sonido más actual. Dua Lipa, el último disco de Lady Gaga,… Pero es verdad que en España no. Somos muy fieles al pop español de toda la vida. Alejandro Sanz, Manuel Carrasco,… Y me parece genial. Y luego tenemos siempre un género que va cambiando según las modas, ahora mismo es el urbano, el reguetón y el trap. Esta canción está a años luz de esto. Está fuera de los mainstream y lo comercial, y encima es en inglés. Pero pese a esto me parecía que era importante ser fiel a la canción y al estilo de música que yo escucho. Y cuando salgo a la calle con los cascos escucho pop más electrónico. Hasta ahora todo lo que he sacado tiene que ver con esa música que escuchaba desde los años 90, cuando empecé a tener gusto por la música.

¿Nunca te has planteado hacer un giro hacia algo más comercial?

Si que lo he pensado. Ha estado la duda. Pero estoy en un momento de mi vida que prefiero ser fiel a lo que me gusta y a lo que yo escucho.

Sé que estás a punto de lanzar una colaboración internacional, a finales de este mes creo ¿Sigue este rollo de sonido?

Si, saldrá, aunque depende de la discográfica, a finales de este mes o comienzos del que viene. Y si, sigue esta línea. Ahora estoy trabajando con Juan Sueiro que es productor de esta versión de Smalltown boy, y también de Fangoria, Miss Cafeína… La línea que estamos trabajando está en este tipo de sonido y la verdad es que me siento muy a gusto. Va muy por esta línea.

A parte de música eres de esas personas que por el camino hace cientos de cosas. ¿Has notado que te haya perjudicado en tu carrera musical?

Si, todo el rato. El hecho de hacer tele ha mermado mi credibilidad como músico. Lo noto en las plataformas digitales, en la promo e incluso en el propio oyente. En España tendemos a cosificar lo que es la labor profesional del artista. Un cantante canta y un actor actúa. Y el actor, además, actúa en cine, en tele o en teatro ¿No? Hasta ahí se separa todo. Todo el rato diferenciando… La idea un artista multidisciplinar todavía no la aceptamos. En EEUU si. Mira Lady Gaga que presenta la gala de los Oscar, hace una peli, canta, saca un documental,… Y da igual. Se les elogia y se les valora. Y aquí parece que si haces muchas cosas es por que no eres realmente bueno en nada.

Sigue leyendo la entrevista con Ricky Merino en la página 2