Parece mejor que ir a terapia. ¿Tú estás bien?

Yo ya pasé al otro lado. Ya no tengo conflictos. Es la mejor terapia que he tenido jamás. Para mí es el trabajo más intenso de un actor: el llegar a ser muy libre, sin conflictos, sin miedo a hacer ningún tipo de papel. A partir de ahí, el discurso del personaje puede ser el que sea, que no eres tú. 

¿Y tu situación actual?

Ahora estoy en medio de una tormenta. Estoy haciendo muchos cambios en mi vida personal y profesional. 

Uno de estos cambios profesionales es su nueva agencia de representación A Leight House, que lleva actores como Alejandra Onieva, Oscar Casas o Cristina Castaño.

Necesitaba un cambio en mi vida. Mi anterior agencia era la de Kalia Garzón. Si tienes la suerte de entrar ahí, eres un afortunado. Kalia es una bestia de representante. No hay muchas como ella. Lo que hizo conmigo creo que sería para estudiar en la escuela de representantes, si es que existe. Ella estuvo en un ring de boxeo desde que me conoció. Creyó en mí.

He hecho una catarsis a nivel personal y quería otra forma de hacer las cosas. Ha habido un momento muy duro, porque éramos amigos, y yo tomé la decisión de seguir mis ideas y tener más control sobre mi carrera. Fue doloroso.


Camisa NAKARU
Camiseta AMERICAN VINTAGE
Pantalón POLO CLUB
Joyería QEBEC


Haz click en las imágenes para descargarlas

fotos de rubén cortada
rubén cortada entrevista

Pero podéis seguir siendo amigos.

Ojalá. Me parece una persona espectacular.

¿Y cómo llegaste a tu nueva agencia?

Cuando me reuní con A Leight House, con Alexandra, el discurso de su mirada hacia mí fue increíble. Vi en su cabeza todo lo que ella sentía que podía hacer conmigo y es exactamente lo que necesito ahora. Estábamos en el mismo camino, con la misma visión a nivel profesional.

Su primer paso es un largometraje que se empieza a rodar en breve y del cual no hay todavía información. Lo único que nos adelanta…

Es un proyecto que me hace mucha ilusión. Es algo diferente y estoy encantado. Surgió de una prueba que hicimos antes del Covid y se rueda ahora.

MM: ¿Fue una prueba por Zoom o video llamada durante el confinamiento?

RC: (risas) No, no, fue en persona. Fue el último de los mohicanos. El último antes del Covid.

La última prueba antes de la pandemia global y ahora de los primeros rodajes de la nueva normalidad. Está claro que lo que importa es ponerle ganas para poder trabajar. Con Positivismo, humor y esfuerzo, todo sale… por mucho que el mismísimo Dante haya tenido un cameo en tu vida. 

miguel-angel-silvestre-entrevista-30-monedas-hbo

¿Te ha gustado nuestra entrevista con Rubén Cortada? ¡No te pierdas la entrevista con Miguel Ángel Silvestre!

SUSCRÍBETE

Todas nuestras novedades GRATIS en tu email ¡Suscríbete a las tendencias!