Uno de los aspectos que más podemos trabajar y optimizar para potenciar nuestro atractivo es el de nuestra propia personalidad. Básicamente porque el tener una personalidad fuerte, carismática y atrayente depende de nosotros y no de las características de personalidad heredadas y, por lo tanto, más difíciles de manejar.

Pero ¿qué entendemos por tener una personalidad carismática? Fácil, es aquella que provoca que las demás personas se sientan mejor con nosotros que sin nosotros, que las atrae y nos hace resultar como alguien más atractivo. Esto es la consecuencia de otro hecho tan sencillo como real: una persona carismática lo es porque está a gusto consigo mismo. Esa, que tantas veces has oído sin darle la importancia que tiene, es la clave para generar atracción: Estar a gusto con uno mismo se transmite con cada gesto, con cada palabra… no hay herramienta de seducción más potente a todos los niveles.

Seagram’s, la auténtica ginebra americana, es un ejemplo de como la personalidad puede llegar a ser tan fuerte que traspase a las personas y llegue hasta la marca. Ajena a las modas, se destila desde hace más de 100 años siguiendo la misma receta tradicional y los mismos procesos. Vanguardista y clásica, con sabor original, perfecta para combinar con tónica y disfrutar en largas veladas con amigos. Así es Seagram’s, la ginebra más carismática del mercado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.