De su paso por un talent show solo quedan las ganas de triunfar en la música y su relación con Juanes, el que fuera su coach y mentor. Él le presentó a Rebeca León, la manager musical recientemente premiada por Billboard como mejor ejecutiva de la industria en 2020, y dio comienzo una carrera que ha supuesto coger la maleta y hacer de Miami su campamento base.

Desde allí, vía zoom, conectamos con St. Pedro. Una ciudad con mucho fronteo – el mismo te explica qué es más adelante – en la que está teniendo la oportunidad de conocer a mucha de la gente que mueve el tinglado de la industria musical. Esa con la que quiere colaborar e ir haciendo grande una carrera que ha comenzado en el año más difícil para hacerlo.

¿Quieres conocer mejor a St. Pedro? ¡No te pierdas esta entrevista!

st-pedro-fotos

¿Qué tal va la vida por Miami? ¿Cómo están las cosas por allí?

Bueno, en cuanto a histeria colectiva no hay y debería. La gente no se cuida mucho o por lo menos no todo lo que deberían. Vas por la calle y la gente lleva mascarilla pero hay muchísimos casos. Ahora ya empiezo a conocer gente que se ha infectado.

Vaya año más raro para hacer el debut

Si, pero creo que es buena señal. Si después de haber comenzado mi carrera musical en un año tan raro todo consigue hacerse bien ya no hay nada que nos pueda tumbar (risas).

Eso es cierto, cualquier cosa que suceda va a ser mejor que 2020

Vamos a ver que tal 2021…

Composiciones online, promoción a distancia… ¿Cómo lo has llevado?

Componer por Zoom es mentalmente cansado. Es como tres sesiones en una porque no captas igual el back de la otra persona. No tienes esa facilidad y rapidez de estar físicamente con la otra persona, pero a todo se adapta uno.

Empezaste en un talent show en 2017 y tres años más tarde haces tu lanzamiento como artista establecido en Miami ¿Cómo surge este camino?

En el talent Juanes era mi coach y cuando terminó el concurso él me presento a Rebeca, que era su manager. Y desde ahí, prácticamente, estamos tramitando cómo hacer para poder trabajar juntos. Entonces yo vivía en Tenerife y no tenía en mente mudarme. Pero Rebeca consiguió que Warner Chappell se interesara por mí, es la compañía de publishing y derechos editoriales, y firmé con ellos estando en Tenerife y sin nada de música hecha. Fue una apuesta de ellos y la oportunidad de empezar a mover papeleos para poder venir a EEUU a trabajar. Y aquí estamos.

¿Qué ha sido lo más complicado del proceso?

Ahora mirando para atrás ya no me parece tan complicado, pero el tema del visado fue complejo. Y la tensión de no saber si te lo dan hasta la semana de antes de volar, fue estresante.

¿Y qué tal la vida por Miami? ¿Te gusta?

Insultantemente caro y más viniendo de Canarias que es todo tan barato (risas). Aquí para comer bien tienes que pagar una cantidad absurda de dinero, porque es absurda, y aun así no tienes la calidad que tienes allá.

¿Y cómo te lo montas?

Pues aguantándose uno (risas). Es decirte a ti mismo que esto lo estás haciendo por algo, que en algún momento irá todo mejor.

Estás rodeado de gente con mucho éxito y en la ciudad de las luces y el consumo y lujo exagerado. No tiene que ser fácil.

Odio eso. De hecho antes vivía más en el centro de Miami y me vine al sur, con más naturaleza y huyendo de ese faranduleo. No me gusta la noche, no somos buenos amigos y, no sé, todo ese rollo de “Mira que coche tengo y cuánto cuesta la ropa que llevo puesta” no va mucho conmigo.

Pues estás en el sitio equivocado amigo.

Real. Así es. Pero bueno, creo que hay una evolución. La mentalidad de la gente va cambiando y se irá dando cuenta de que no todo es lo material.

st-pedro-entrevista-madmenmag

No me gusta la noche, no somos buenos amigos y, no sé, todo ese rollo de “Mira que coche tengo y cuánto cuesta la ropa que llevo puesta” no va mucho conmigo.


En la industria en la que estás se vive de esa apariencia. Es una constante.

Hay de todo ¿Eh? Está el ejemplo de J Quiles, uno de los compositores más valorados del género en este momento. A nivel económico es muy potente y él dice que no le va el fronteo. El fronteo es eso, decir “mira que coche tengo”. Y yo soy un poco igual. No es mi flow.

Date tiempo…

No lo sé, pero de momento no.

Me dices que no eres muy de noche, huyes del fronteo, te gusta la naturaleza… Contrasta bastante con tu música y el rollo que proyectas ¿No? ¿Cómo se lo explicas a mamá? ¿Te lo compra?

Es que mi madre sabe lo que crió (risas). Creo que mi carrera de momento está siendo un conjunto de contrastes. El nombre con el tipo de letras que hago, empezar algo en un momento en el que el planeta está parado,… Me gusta. Lo veo interesante.

¿Cómo surgió colaborar con una actriz de cine para adultos como Antonella en el vídeo de Malapami?

Buscábamos una actriz o modelo que fuera capaz de transmitir mucho con la expresión facial. Que tuviera un bite muy sexual de por sí, no queríamos que se viera muy poco sexual. Con las limitaciones que hay en las plataformas de poder mostrar un pezón o algo sexual necesitábamos ese perfil. Y a alguien de mi equipo se le ocurrió su nombre. Ella en redes es muy activa y habla de cosas muy poco típicas para una actriz porno. Y la verdad que a mis amigos de la isla y a mí también nos gustaba. ¿Con quince o dieciséis años qué vas a hacer? Pues ver porno (risas).

Así que eras fan…

Eramos muy fans. Queríamos hacer hasta una productora cuando éramos pequeños, imagínate.

¿Una productora de cine porno?

Si (risas). Estudié bachillerato artístico y con los amigos de la isla se nos ocurrían muchos proyectos y uno era ese (risas). Menos mal que no lo hicimos.

Bueno, pues podía haber salido bien. Tirón tiene.

Creo que mejor lo que hago, elegí bien mi negocio (risas).

Vamos a volver a la música. Sé que tu primer tema lo compusiste durante la cuarentena. ¿Cómo se gestó Malapami?

Malapami realmente lo escribimos hace como un año, cuando llegué a Miami. Nació de una conversación en el estudio de cómo uno debería sentirse a gusto con su pareja. Y surgió ese tema, una relación tóxica que sabes que no va a ningún lado pero aun así se sigue en la rueda.

¿En qué rollo la meterías? Veo trap, R&B…

Eso es un poco lo que soy, no me quiero casar con un género. Para contar lo que quiero contar cuantos más vehículos mejor. Y Malapami es lo que dices, una mezcla de varios estilos en uno.

De momento vas sacando single a single ¿Pero es la intención a largo plazo?

Realmente estamos en esas conversaciones pero creo que el plan es poner una canción más fuera en enero y pensar si hacer un EP o seguir sacando canciones una a una. También depende de si se puede hacer conciertos, de varios factores.

¿Colaboraciones hay en mente?

Si, se viene algo con una artista española muy prontito. Pero no sé si decirlo o esperar a que lo anuncie ella.

¿Me vas a dejar así?

(Risas) Es Paula Cendejas. Vino a Miami hace unos meses e hicimos una canción. Creo que la iba a poner en su EP, no se sabe.

¿Una colaboración soñada?

Muchas. Hay una canción que sale en enero que me fliparía sacarla con un Myke Towers. Con alguno de los que le meten de verdad, los que inventaron la vaina. Con Residente sería genial. Y con Nathy Peluso saldría algo muy potente. O con C Tangana… Y si nos venimos para Latam un Bad Bunny, J Quiles… Es la gente que más éxito tiene y me encantaría ver cómo trabajan.

¿Tienes alguna carrera como referente?

Residente o el mismo Bad Bunny. Empezar con música industry friendly para que encaje comercialmente y llegar al máximo público posible pero con el objetivo de hacer que el R&B en español deje de tener que juntarse con otro género para pegar canciones.

¿Qué planes hay ahora?

Pues salir a hacer conciertos. Colombia, España,… Y ahora, revisando mi Spotify, me escuchan mucho en Mineápolis y Portland. Habrá que ir. Pero claro, depende de cómo avance todo el tema de las vacunas y tratamientos de la Covid-19. Creo que solo eso nos va a salvar.

Está guay poder saber de qué ciudad te escuchan para poder montar hasta una gira ad hoc ¿Da un poco de ansiedad tanta información?

A mí me daría ansiedad no tenerla (risas). El no saber es la base de ser feliz pero prefiero saber.

Oye, un placer. Estaré al tanto de cositas nuevas y vamos hablando. Mucha suerte por allí y ánimo con el fronteo (risas).

Muchas gracias. Ha sido genial la entrevista.

¿Te ha gustado nuestra entrevista con St. Pedro? No te pierdas la entrevista con Lunay que hemos publicado ¡Aquí la tienes!