Si todavía no has visto el thriller erótico polaco 365 días, recientemente estrenado en Netflix, eres uno de los pocos que queda por hacerlo. Cuando decimos que ha arrasado no exageramos. Se estrenó el pasado día 14 y ya es una de las películas más vistas en la historia de la plataforma. Pero, mientras los números hacen que sea más que rentable, la ética y moralidad parecen no estar de su lado. ¿De dónde nace la polémica en torno a 365 días?

¿Porqué este thriller erótico es tan polémico?

Podría resumirse en dos motivos. El machismo y el sexo explícito mostrado a lo largo de toda la película.

¿Machismo explícito en 365 días?

Hace escasos días veíamos como la plataforma HBO quitaba de sus títulos más clásicos Lo que el viento se llevó por su contenido racista. Hoy en día parece imposible una producción cinematográfica o de ficción en la que la raza negra sirva a la raza blanca. Algo más que comprensible teniendo en cuenta movimientos como Black Lives Matter surgido a raíz de la xenofobia presente, a día de hoy, en muchos países del mundo.

¿Entendemos como aceptable en ficción el secuestro y sometimiento del género femenino?

Pues ese es, precisamente, el argumento del thriller erótico polaco del que todos están hablando.

365 días cuenta la historia de un millonario mafioso que, después de tener un sueño, se encapricha con una mujer. La busca, la secuestra, y la guarda bajo llave en su mansión dándola 365 días para enamorarse de él.

Todo ello con un aire de macho alfa – empotrador que, si bien puede resultar erótico en tono bondage, chirría a los ojos de los espectadores más sensibles.

Hay todo tipo de opiniones sobre el machismo explícito del thriller erótico 365 días.

El sexo explícito en este thriller erótico

michelle-morrone-desnudo

No estamos acostumbrados a ver sexo tan explícito en una ficción. En redes sociales es muy comentado el excesivo número de secuencias de sexo en las que, por ejemplo, se llega a ver el miembro del protagonista mientras le practican una felación. Los cuerpos totalmente desnudos de ambos son escenas recurrentes y usados sin reparo como reclamo.

De hecho el protagonista de la película – Michelle Morrone – alcanzo los 5,2 millones de seguidores en los escasos tres días que 365 días lleva online en Netflix.

Vivimos tiempos raros en cuanto a moralidad y ética. Mientras algunos temas resultan tabú en la ficción, otros resultan un éxito cuando vienen acompañados de los ingredientes adecuados: lujo y sexo.

SUSCRÍBETE

Todas nuestras novedades GRATIS en tu email ¡Suscríbete a las tendencias!