Con tan solo 28 años, Helena Bordon es una de esas mujeres que hacen girar la cabeza por donde pasa. El prestigioso fotógrafo Mario Testino, el mismo que descubrió a su compatriota Giselle Bündchen, la convierte ahora en musa de la nueva campaña del vodka ultra premium CÎROC. Aquí tienes todos los detalles.

Esta belleza brasilera es hija de la actual directora de estilo de Vogue Brasil, Donata Meirelles. Sus curvas las ha paseado, viviendo y estudiando, entre ciudades como Londres y  Nueva York. Valentino fue uno de los primeros diseñadores en ver en ella a una promesa de la moda y hoy en día continúa siendo una de las “it girls” que marca las tendencias entre las mujeres de todo el planeta.

Helena-Bordon-CIROC-piña-1-baja
La campaña ‘My Arrival’ ha puesto a Mario Testino a viajar durante 18 meses, captando con sus fotografías  los instantes íntimos y mágicos de celebración del éxito de varios jóvenes talentos emergentes. Para el shooting el equipo viajo a Río de Janeiro, unas de las ciudades predilectas de Testino, y lugar de origen de la otra protagonista de la imagen, la modelo Mayana Moura, que fue descubierta por el propio Testino con 17 años.

Helena-Bordon-CIROC-2-baja

“Mayana y Helena tienen looks totalmente diferentes pero juntas resumen la diversidad y la belleza de Brasil y su gente. Trabajar en Río, para mí, siempre es una alegría. Mi primera visita a Río fue como adolescente y me enganchó desde el primer momento. Tiene una energía como ningún otro lugar del mundo. Volver aquí es casi como ir a casa. Mi conexión con Rio es muy especial y ha tenido una influencia muy importante en mi trabajo. Yo vengo de una sociedad tradicional y conservadora de Lima, Perú, pero cuando llegué a Río experimenté una libertad y una vida a la que no estaba acostumbrado. Fue inmediatamente esclarecedor. Estas dos influencias opuestas me han inspirado mucho en mi trabajo, es como una fricción que puede producir resultados interesantes.”

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.