Te dejan poco margen para hacer promo, si. Pues háblame de los personajes que van a verte al hospital o algo…

Pues Blanca Suarez viene bastante (risas)…

¿Cómo se puede hacer promo de una serie diciendo que estás en coma? ¿Y ahora yo que se supone que hago?

Bueno pues podemos hablar de que es una serie maravillosa, que tiene una fotografía brutal y unas tramas muy trabajadas. Podemos hablar de la aventura emocional de los personajes…

Vamos a arreglarlo por favor…

Esta temporada salgo poquito… En realidad estoy dejando que los otros personajes cojan fuerza en la serie (risas).

Eso es que no despiertas del coma…

Es por ser generoso con los demás compañeros.

Si cobras lo mismo dormido y sin tener que aprenderte guiones, bien pensado, es un chollazo.

No te creas (risas). En la cuarta temporada no cobro lo mismo (risas).

Bueno, es que sería un puntazo.

La verdad que si. Estar en coma y cobrar por capítulo sería muy guay (risas).

Alguna anécdota tiene que haber con este panorama…

Pues claro. Tantas horas tumbado en la cama con los ojos cerrados… Al final un día me quedé dormido. El personaje de Blanca Suárez se acercaba para hacerme una caricia en el hombro y, claro, yo estaba dormido de verdad… Al tocarme me desperté y pegué un bote (risas). Los cámaras y todo el mundo riéndose y Blanca con cara de susto…

Pues te metiste en el personaje pero bien. Un actor de método.

Como decía Concha Velasco, aquí el “estanisguiski” lo inventé yo (risas). Pues eso, yo muy de método. Pero bueno, en realidad me sentó fatal porque le fastidié la escena a la compañera. Así que lo sentí por ella….

Te iba a preguntar por el rodaje de la quinta temporada pero me está dando miedo. Ya hablamos cuando se estrene si eso…

Si, mejor (risas).

Pues ya hemos hablado de la serie y, sinceramente, yo no me la pierdo. Palabrita.

Ya me dirás que te parece.

Retomando la última vez que hablamos, tengo apuntado que estabas a punto de hacer un curso de parapente ¿Lo llegaste a hacer?

Pues mira, me quedan seis saltos para terminarlo. Es que el curso lo hice con una persona y tuvo un percance que lo ha retrasado todo un poco.

¿A que llamas percance?

Pues a que deslizó entre dos árboles y tuvo un pequeño sustito. Así que en cuanto acabe la serie, porque por contrato no puedo hacerlo mientras dura el rodaje, lo terminaré.

Una cosita… ¿No te has planteado que esto de estar en un hospital por la ficción no pueda ser un pequeño aviso para dejar de saltar?

Siempre me dicen “para todo lo que haces poco te pasa”. Pero tampoco te pienses que vamos a estar tanto tiempo aquí. Ya llevo trece años en Madrid y se han pasado volados. El tiempo corre y pasa mientras haces planes… Así que, con suerte, llegas a viejo. Soy disfrutón y cuando tengo tiempo libre me gusta hacer deportes que es verdad que son un poco de riesgo… Pero, yo que sé, tampoco me pongo como Las Grecas. Habrá que compensar dándole acción a la vida.

SIGUE LEYENDO LA ENTREVISTA CON YON GONZALEZ EN PÁGINA 3

SUSCRÍBETE

Todas nuestras novedades GRATIS en tu email ¡Suscríbete a las tendencias!