Una entrevista de las que más nos gustan. De esas que empiezan promocionando un nuevo trabajo y que nos llevan a hablar de los orígenes, de la ruptura de Orishas – el grupo que lo consagró en la música -, de su crecimiento junto a Beatriz Luengo como compositor y productor, de la dura situación actual en Cuba y, sorpresa para los fans, de la vuelta de Un paso adelante, la serie que le dio a conocer en nuestro país.

Yotuel Romero llega a MADMENMAG para presentar Rebelde, su último trabajo junto a Beatriz Luengo (su esposa y partner in crime) y el rapero Omar Montes (el artista español más escuchado en Spotify en 2020).

Nos anuncia nuevo disco, su primer trabajo en solitario, la vuelta de Un paso adelante y muchas cosas que, si quieres conocer, te cuenta él mismo en esta entrevista ¡No te lo pierdas!

yotuel-romero-entrevista

Entrevista con Yotuel Romero

Antes de nada, enhorabuena. Estáis llegando al millón de views con Rebelde. Un subidón ¿no?

Increíble. Muy contentos, sobre todo cuando es tu “Renacer”. No es lo mismo sacar un tema de Orishas que sacar un tema de Yotuel. Es empezar de cero y estoy muy contento con la reacción del público. ¿Qué más se puede pedir?

Eso te iba a decir. Lo último que escuché tuyo fue Gourmet, el álbum con Orishas. ¿Cómo surgió dar el paso a lanzar algo en solitario?

Después de haber producido y compuesto Gourmet íntegramente, porque a pesar de que somos una banda en este regreso de Orishas tomé las riendas, sentí que era el momento. En los últimos años he aprendido a producir y he tenido la oportunidad de colocar más de diez números uno en el mundo compuestos y producidos por mí. Entonces en ese regreso de Orishas decidí tomar las riendas a full porque me sentía con la fuerza necesaria. Quería aplicar todo lo aprendido en el grupo. Abrir mi compañía y firmar con Orishas en mi propio sello discográfico y transmitir todo lo que había aprendido, crecido y aportado a la música. Salió como salió porque me dejé la vida en cada canción, en cada producción. A detalle. Después nos distanciamos, llegó el Covid, y creo que era el momento adecuado para que cada cual pensara de forma individual.

A veces las relaciones, cuando tu ves que se están marchitando, lo mejor es dejarlas y recordar lo bueno. Si sigues adelante con esa toxicidad lo que acabas es odiándola y al separarte acabas maldiciendo el día que empezó. Creo que eso pasó con Orishas. Llegamos a ese punto en el que, para no maldecir el día que nos conocimos, decidimos que cada cual tomara su rumbo.


Con Orishas llegamos a ese punto en el que, para no maldecir el día que nos conocimos, decidimos que cada cual tomara su rumbo.


¿Ellos lo han entendido también así?

Si, claro. Fue una decisión que tomamos en común. Cuando cada cual empieza a pensar en individual… Te das cuenta de que el enfoque no está en el equipo. Yo vengo del deporte, del waterpolo, y eso me ha dado una de las claves para mi vida. Es un recurso que aconsejo a todo el mundo. Cuando es un deporte individual, el ego del deportista tiene que ser muy grande, porque él es su propio motor. Pero cuando estás en un equipo es muy diferente, hay que pensar como equipo. En Orishas empezamos a pensar en individual. Ellos querían empezar a crear carreras como solistas y yo pensaba en remar como equipo. Ahí me di cuenta de que se estaba fragilizando y decidimos poner punto final.

Hay que tener un punto de madurez alto para aceptarlo sin resentimiento.

Bueno (risas), ya hay edad para ser maduro.

No es una cuestión de edad, o al menos yo lo veo así. Hay adultos muy niños y niños muy adultos.

Ahí también está la percepción de cada cual. El aprendizaje de cada uno y el demostrarse todo lo que ha aprendido y ponerlo en práctica. ¿Es difícil? Pues sí. Pero…

Mira, a mí me encantan los dibujos animados. Y cuando vi Nemo la parte que más me gustó, y que me sigue alucinando por la psicología que tiene, es cuando los peces escapan del acuario, llegan al mar y dicen “¿Y ahora qué?”. Así es la vida. Uno dice “Yo me voy como solista porque lo voy a romper”. “Y yo, y yo, y yo…”. Pero llegas y “¿Y ahora qué?”. Cada cual tiene que afrontar sus decisiones. Creo que eso es fundamental aprenderlo en la vida.

Nueva etapa que empieza con Rebelde. Tampoco es que te hayas lanzado tú solo, llegas acompañado. ¿Porqué decidisteis que fuera Omar Montes el artista con el que lanzar esta primera colaboración?

Yo quería que mi primera canción fuera un homenaje a España. Me siento muy agradecido por todo lo que este país ha hecho en mi vida personal. Y también quería poner un rapero español que me sonara a España, a barrio, a gueto. Como digo yo, a solar. Como un solar cubano pero de España. Bea me enseño a Omar y su trabajo, con esos vídeos tan de barrio. Lo vi y me di cuenta de que tenía muchas cosas que me gustaban. Y tiene un público que también quería que escuchara lo que estábamos haciendo. Era perfecto para esa colaboración.

Sigue leyendo la entrevista con Yotuel Romero en la página 2