Si estas pensado en pintar tu mismo tu casa hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta. El tipo de pintura, la preparación de los espacios, qué materiales usar, cómo aplicar la pintura, el tiempo de secado… Tranquilo. Esto que ahora parece dificil es mucho más fácil de lo que crees. Si te pones a ello, lograrás pintar tu mismo tu casa y darle ese aire nuevo que necesita. Atento a estos consejos.

Para darte consejos para pintar tu casa hemos recurrido a los amigos de Instapro.es, unos auténticos expertos a los que deberías acudir cada vez que te veas en una reforma u obra en el hogar y necesites asesoramiento.

En este caso, y como te avanzamos al principio del post nos centraremos en cuatro aspéctos principales determinantes para que la tarea de pintar tu casa se convierta en un éxito y te enorgullezca decir a tus amigos “esto lo hice yo”.

Nuestros consejos para pintar tu casa con éxito

Elegir el tipo de pintura que usarás es determinante. No es lo mismo que se trate de un espacio exterior, que un interior. O una pared azulejada de una porosa. Cada superficie requiere de un tipo distinto de pintura que debes elegir adecuadamente. El personal de tu tienda de confianza podrá darte la clave o, si compras online, deberás buscar el tipo de pintura que necesitas sabiendo que tipo de pared vas a pintar. El color y la creatividad te la dejamos a ti. Pero el tipo de pintura debe ajustarse a la realidad de la pared.

Los materiales que necesitas para pintar tu casa son, primero, cinta de pintor, un papel protector para el suelo y un par de brochas de pequeño tamaño (una más grande que otra) para las juntas de paredes y espacios más pequeños. Además también tendrás que hacerte de un buen rodillo con mango extensible para las superficies más grandes. También, si el bote de pintura no cuenta con ello incoporado, deberás tener una bandeja escurridora para eliminar el exceso de pintura de las brochas y rodillo antes de pintar.

Preparar el espacio es básico para evitar llevarse sustos. Usa la cinta de pintor para proteger enchufes, marcos de puertas, juntas de paredes o espacios que no quieras pintar… Hazlo con esmero, tómate el tiempo que necesites. Usa también cinta de pintor para unir el papel protector en el suelo evitando que queden espacios entre los trozos. Asegúrate de que las juntas entre rodapié y suelo quedan perfectamente cubiertas antes de empezar a pintar.

Para aplicar la pintura correctamente no debes usar agua en su disolución, a no ser que el fabricante así lo indique. En ese caso usa las cantidades exactas indicadas por el, en todos los demás casos usa la pintura directamente desde el bote sin mezclar con agua. Empieza por las zonas que requieren más detalle con las brochas pequeñas (juntas de puerta y pared, borde de los enchufes… Una vez pintados todos estos detalles podrás usar el rodillo para pintar los espacios más grandes.

Normalmente, si la pintura es buena y la pared está bien preparada y en buen estado, una capa debería ser suficiente. En caso de que el fabricante recomiende dos capas y tu veas que es necesario hacerlo… ¡adelante! Después de dejar secar la pintura el tiempo que indique el bote de pintura, podrás dar tu segunda mano con el mismo procedimiento en caso de que lo necesites.

Una vez terminado el trabajo, vuelve a dejar secar el tiempo recomendado antes de retirar con mucho cuidado el papel protector y la cinta de pintor que hayas empleado.

Siguiendo estos consejos para pintar tu casa deberías poder hacerlo sin complicaciones. Hacerlo puede ser, además, una ocasión muy creativa de juntar a varios miembros de la familia y disfrutar haciendo algo en común ¡Apúntate al #doityourself!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies