La oportunidad de dar vida en la ficción a uno de sus icónos, Cristina La Veneno, la llegó cuando estaba apunto de dejarlo todo. Volver al pueblo, explorar su identidad y recuperarse anímicamente de una racha que ya ha quedado atrás.

Jedet es una mujer trans que revindica los derechos de un colectivo oprimido, según ella. hasta por la comunidad LGTBIQ+. Actriz, pero no a cualquier precio, cantante y una figura influyente entre sus más de 200,000 seguidores. Algo que la coloca, según ella misma dice, en una burbuja que se aleja de la realidad de miles de trans que se ven forzadas a ejercer la prostitución y reciben palizas y abusos a diario. Desde ese privilegio, y recuperada de sus momentos más bajos, está a punto de estrenar en ATRESMEDIA PLAYER una de las series más esperadas del año: VENENO. La adaptación a ficción por Los Javis de la vida y muerte de Cristina “La Veneno”, uno de los personajes trans pioneros en la televisión nacional.

Entrevistamos a Jedet ¡No te lo pierdas!


Fotos Alberto Van Stokkum
Estilismo Laura Blue
Peluquería Yolanda Be Cool
Maquillaje Alba Córdoba


Primero, enhorabuena. Supongo que ha sido un regalazo participar en esta serie.

Pues si, la verdad que sí. Además soy super fan de La Veneno. No es solo por participar en una serie, es que además es de ella.

Se que llegó en un momento un poco bajo para ti…

Anímicamente no estaba en mi mejor momento, es cierto. Y el proceso fue muy lento. Me hablaron del proyecto en diciembre de 2018, estuve en toda la gestación. Se suponía que yo iba a hacer las tres partes de la historia pero finalmente decidieron que solo hiciera una y, la verdad, me he terminado alegrando mucho. Viendo la forma que ha tomado el proyecto creo que cada una de nosotras está en un momento de su vida en el que puede interpretar muy bien la parte que le ha tocado. Yo interpreto la parte de su transición, y justo me encuentro en ese mismo momento. Tengo escenas que vivo en mi vida cotidiana.

¿Cuáles son esos momentos?

Pues, por ejemplo, tenía una escena en la que ella se está tomando las hormonas y tenía ese momento de euforia de mirarse en el espejo y ver los primeros cambios. Tocarse el pecho, y notar que duele… Luego esos cambios ya no los ve tan grandes y se frustra, por que ve a sus compañeras y quiere tener un buen par de tetas como ellas… Cosas así. También el ser repudiada por la gente porque no la ve como a un chico ni como a una chica.

¿Cuál ha sido tu proceso?

Yo me he dedicado a explorar mi género. Sabía que un chico cisgénero no era, algo no estaba bien. A mi me decían “¿si mañana te despertaras siendo una mujer, lo serías?” y firmaría. Pero tampoco pensaba que fuera algo tan definitivo. He querido experimentar y, al final, mi camino me dejó claro que era una mujer trans.

¿El cambio es tan notable para una trans que está en la calle y que tiene que prostituirse? Hay palizas y agresiones, a día de hoy. Para mí claro que noto el cambio. Pero esa no es la realidad.

¿El gran reto de la transexualidad es enfrentarse al concepto de identidad?

Pues no lo sé. No sé que contestarte, la verdad. Es complicado. En mi caso simplemente empecé a sentirme incómoda con algunas partes de mi cuerpo. De hecho, ya lo he contado más veces, cogí fobia a la barba. Me hacía llorar. Tu mente empieza a rechazar cosas que a lo mejor antes no rechazaba. Es difícil. Además hay tanta ignorancia al respecto que la sociedad y las leyes lo hacen mucho más difícil.

Sigue leyendo la entrevista con Jedet en la página 2