Con el tema del confinamiento y la pandemia creo que se han formado varios grupos. Los que no hacían nada y siguen sin hacer nada. Los que no hacían nada y han empezado a hacerlo. Los que hacían deporte y han continuado y, por último, los que lo hacían y han dejado de hacerlo. En este último grupo me encuentro (risas). El cierre de los gimnasios y tener que hacer deporte en casa no es fácil ¿Cómo se puede conseguir tener una rutina deportiva adecuada en casa?

Te entiendo perfectamente porque eso mismo me pasó a mí. Evidentemente en mi rutina normal, cuando entreno en el gimnasio, utilizo pesos y elementos diferentes para entrenar. Busco mejorar la fuerza y para eso se necesitan cargas de peso mayores. Pero bueno, al final se trata de adaptarse a lo que hay, no hay más secreto. Si no puedes hacer una sentadilla con la barra y peso de discos pues busca la manera de sustituir esos elementos. Y, aunque sea con menos peso, seguir haciéndolo. Todo menos parar. En mi caso lo hice así y, oye, tampoco bajé tanto peso. Me he mantenido bien.

En mi caso, y parece que he llamado a un coach deportivo, ya lo siento, me afectó mucho el hecho de dejar de tener ese momento de gimnasio como algo social. Ver a más gente, hacer deporte en grupo en clases dirigidas,… ¿Es habitual o soy un caso raro?

No, es muy habitual. Para eso también sirve ir al gimnasio. En esos casos, por ejemplo, una idea guay es hacer un grupo de Whatsapp con la gente con la que fueras a clases dirigidas o tu grupo de entrenamiento y hacer un seguimiento de qué habéis hecho cada día. En el caso de Crossfit, por ejemplo, es fácil. Hay wods que se pueden hacer de forma individual y compartir resultados de tiempos con otros compañeros para motivarse más.

En el libro hay varias rutinas con ejercicios para hacer en casa, o donde se quiera. ¿Cómo se evitan lesiones? Porque está claro que se hacen sin supervisión.

Mira, me alegra que me preguntes esto porque es algo de lo que me preocupé mucho con el programa de Muévete en casa. La única forma de lograrlo, tanto al dar clases por televisión, redes sociales o en un libro como Mucho más que fitness es anticiparse a esos posibles problemas e indicar claramente cómo se debe hacer y cómo no se debe hacer un ejercicio. El ser profesional, haber estudiado una carrera universitaria y tener experiencia trabajando en un gimnasio durante años te da esa experiencia. Ya sabes cuáles son los errores más comunes, los que es más probable que la gente cometa. Basándose en eso hay que dar especificaciones claras haciendo referencia, precisamente, a eso que sabes por experiencia que puede hacerse mal.

Es cierto, veo que en el libro lo haces. También supongo que el trabajar con pesos pequeños ayude ¿no?

También. Pero lo principal, desde luego, es esa experiencia que da el ser profesional. Esto ya lo he comentado en Instagram y causó algo de revuelo pero está claro que siguiendo la rutina deportiva de un influencer que, sin dirigirme a nadie en concreto, no tiene formación, es muy peligroso. Al final llegan a miles de personas y son responsables de que los que les siguen se puedan hacerse lesiones. En esto el intrusismo es peligroso porque puede causar daños. Tú no puedes ponerte a dar clases de algo de lo que no tienes formación ni experiencia profesional. Que haya funcionado contigo no significa que tenga que funcionar en los demás.

cesc-escola-fotos-desnudo

Tú no puedes ponerte a dar clases de algo de lo que no tienes formación ni experiencia profesional. Que haya funcionado contigo no significa que tenga que funcionar en los demás.


En nutrición, por ejemplo, yo no soy un profesional. En el libro he contado con la ayuda de Sara Martínez, una muy buena nutricionista. Yo puedo saber los alimentos y las pautas que me han servido a mí pero no puedo ponerme a hacer dietas porque es algo de lo que no tengo formación y sería muy imprudente.

Desde luego si defiendes que no haya intrusismos y te pones a hacer dietas sería un poco contradictorio (Risas).

Total (Risas) Cada uno a lo suyo.

El proceso de escribir Mucho más que fitness ¿Cómo ha sido? Porque, precisamente, y como me cuentas, tu eres un entrenador personal no eres escritor. Supongo que habrá tenido sus dificultades ¿O también has tenido ayuda?

He tenido ayuda, claro. Una redactora ha dado forma a todo lo que quería transmitir. Como dices yo no soy escritor y en esto también hay que evitar el intrusismo (risas). De hecho, si te digo la verdad, ahora mismo me parece increíble haber escrito un libro en castellano. Si me lo llegan a decir unos meses atrás flipo. Para que te hagas una idea cuando me presentaron como profesor de fitness de Operación Triunfo me pasaron un papelito que decía “Tienes que mejorar tu fluidez en castellano”. (Risas). Por si no te habías dado cuenta soy catalán y, la verdad, me he tenido que esforzar para ser fluido en castellano. Mi lengua habitual es el catalán y no te creas que es fácil cambiar el chip. Sigo soltando alguna catalanada de vez en cuando (risas) pero he mejorado muchísimo.

Por lo demás el proceso del libro ha sido duro pero merece la pena. Muchas noches durmiendo poco y muchas horas de trabajo. Me contactaron de Planeta durante el confinamiento así que empecé a darle forma mientras estaba haciendo el programa de Muévete en casa. Preparar los contenidos del programa, empezar el libro… Ha sido duro. De hecho tengo que dormir más porque está empezando a ser un problema. Me acuesto tarde y me levanto muy pronto (risas).

Continua leyendo la entrevista con Cesc Escolà en la página 3

SUSCRÍBETE

Todas nuestras novedades GRATIS en tu email ¡Suscríbete a las tendencias!