En plan “Si no lo hago ahora ya con cincuenta no sé si voy a poder”.

Probablemente, o no… Porque mi objetivo, y lo llevo diciendo mucho tiempo, es hacer deporte para poder estar bien con sesenta. Tener pectorales ahora es relativamente sencillo, lo fastidiado es mantener. A los cincuenta es cuando se marca la diferencia.

Te lo he dicho porque cuando lo vi pensé: “Mira al tío, el reservadito” (risas).

A veces me sorprendo a mí mismo…

¿El cambio a la cuarta década ha tenido algún peso específico en ti?

Ha sido fantástico, la verdad. Este curro te pone en muchas encrucijadas. Puedes morir en el intento o intentar aprovecharlo para crecer, aceptarte mejor a ti mismo, quitarte mierdas… Digamos que siento que he aprovechado bien el paso del tiempo, esa medalla me la quedo yo como resultado de un trabajo de puertas para adentro que nadie ve. Eso me permite estar contento con dónde me encuentro ahora. Lo de la revista creo que forma parte de eso, tomarte un poco menos en serio. Me ha gustado cuando me has dicho lo de las aristas porque no en consciente pero luego repasas y tienes esa sensación. Cuando crees que te puedes etiquetar haces algo que te sorprende a ti mismo. Algo que sea un poco más frívolo, y no pasa nada.

quim gutierrez javier biosca amor de madre netfix
quim gutierrez javier biosca amor de madre netfix

crema-para-reducir-las-lineas-de-expresion-efectiva

Los que más saben añaden a su rutina diaria un potente sérum enriquecido con vitamina C para dar luz a la piel del rostro, reducir visiblemente las líneas de expresión y reafirmar la piel: Powerful strength line reducing concentrate de KIEHL’S


Está genial. Todos tenemos esas aristas, hay que disfrutarlas. Al final se trata de ser coherente contigo incluso con tus contradicciones. Y si encima, como dices, te sientes pleno…

Sí, pero no ha sido algo que suceda de repente. Dedicarte a esto también te hace revisar cómo estás por dentro de vez en cuando, es una herramienta de trabajo. En cada edad he estado abierto a lo que me tocaba . A los treinta también me sentía en el lugar correcto, ves una evolución positiva.

Últimamente estás haciendo incursiones en películas francesas muy interesantes que te acercan, parece, a un tipo de cine en el que te sientes más cómodo o que, al menos, te apetece más hacer. ¿Ha sido una búsqueda consciente o llegó sin más?

Yo lo he buscado. Me puse con el francés a tope con esa intención y he rodado cuatro películas allí. En cada una de ellas siento que he mejorado mi nivel de francés. Intento ser muy cauto con las expectativas pero no puedo negar que me hace muy feliz trabajar allí. Hay las mismas variables que aquí pero hay mucho más de todo. Es una industria muy potente. Si aquí hay tres pelis independientes allí hay cuarenta. También hay comedias malas, comedias comerciales muy buenas… La percepción de la cultura es muy diferente en Francia que aquí, por una cuestión histórica.

¡Más fotos y más entrevista con Quim Gutiérrez en la última página!

SUSCRÍBETE

Todas nuestras novedades GRATIS en tu email ¡Suscríbete a las tendencias!